Los adolescentes y el uso de Internet

Deja un comentario

Un estudio de Microsoft mostró que 6 de cada 10 alumnos de entre 11 y 17 años usan Internet para estudiar; casi todos están en Facebook. Si bien con esto se demuestra que la principal función de Internet para los chicos es la comunicación generacional, lo educativo también va ganando espacio: hoy, el 60% usa la Web para hacer los deberes o para buscar información sobre diversos temas.

El relevamiento de Microsoft fue hecho sobre la base de 1200 entrevistas a chicos de entre 11 y 17 años. Roxana Morduchowicz, especialista en culturas juveniles, es la coordinadora de la encuesta. Para ella el mayor uso de Internet por parte de los adolescentes en temas educativos tiene una relación directa con el crecimiento de la conectividad en los hogares argentinos.

En cuanto a los principales consumos culturales digitales de los adolescentes, además de las redes sociales, el 70% de los encuestados dijo entrar a YouTube y un 50% dijo usar Internet para escuchar música.

“El 70% de los chicos entra a YouTube, pero sobre todo para ver videos, no para subir contenidos. Los adolescentes consumen hoy más videos en YouTube, pero los contenidos que producen suelen ser para su perfil en las redes sociales entre sus contactos”, dice Morduchowicz. Esta mezcla de consumidores y productores de contenidos en redes sociales les valió a los adolescentes una nueva denominación: “prosumidores”.

A la hora de hablar de los consumos culturales digitales, Morduchowicz hace una diferencia según la edad: así como el consumo de música marca el paso de la infancia a la adolescencia, son los juegos en Internet el consumo que más caracteriza a aquellos chicos de entre 6 y 12 años. Ésa es la explicación que le da la especialista al hecho de que sólo cuatro de cada diez chicos encuestados respondieran que usan Internet para jugar.

Las redes sociales, en cambio, cruzan a las distintas generaciones de chicos por igual: todos se inclinan por Facebook.

El afán por no quedarse fuera de una red social y el consecuente empeño en cultivar el perfil se mueve por un valor prioritario para los adolescentes: la popularidad. Así lo manifiesta el informe. Los chicos cuentan más de sí para ser más populares y no creen que subir esa información personal conlleve riesgos para su seguridad. En definitiva, la intimidad cede ante el deseo de ser popular.

8 de cada 10 chicos argentinos tienen un perfil público en las redes; 7 de cada 10 dan su nombre y apellido reales; 6 de cada 10 suben fotos y videos personales; 5 de cada 10 incluyen su escuela y domicilio, y 4 de cada 10 se encuentran personalmente con gente que conocieron en Internet.

Según la encuesta, en Internet los chicos suelen navegar solos desde que son muy pequeños. El informe de Microsoft habla de que un 80% de los chicos transitan la Web solos y únicamente un 20% lo hacen acompañados. No es cuestión de saber todo lo que hacen o dicen, pero sí por dónde andan y, sobre todo, con quiénes se contactan.

El 80% de los jóvenes respondió que navega solo en Internet o sin la compañía de los padres y sólo un 20% reconoció hacerlo con alguien a su lado. La recomendación es que los padres estén al tanto de con quién se contactan y con quién hablan, pero no necesariamente conocer los diálogos.

Para navegar seguros es importante que los chicos no suban a las redes sociales informaciones tales como nombre y apellido, la edad y fecha de nacimiento, fotos y videos personales, a qué escuela asisten, el domicilio, fotos de la casa, información sobre las vacaciones y horarios de actividades.

Fuente: La Nación

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

Anuncios

Doble autenticación

Deja un comentario

Manos y teclado

La mayoría de las personas utilizan servicios que requieren de credenciales de acceso, es decir, un nombre de usuario y contraseña para poder ingresar a sitios o servicios. En esta línea, la clave actúa como una llave digital que le permite a un usuario identificarse en el sistema para poder acceder a su información. De este modo, dicha contraseña protege los datos privados del acceso no autorizado por parte de terceros.

La doble autenticación se trata de un sistema que complementa la autenticación tradicional en los servicios. Además de requerir un nombre de usuario y contraseña, solicita el ingreso de un factor de autenticación, como por ejemplo, un código de seguriad. Generalmente, este código se genera en un dispositivo del usuario como un teléfono celular o token. Luego la persona debe ingresarlo para poder validarse en el sistema.

Doble autenticación

Tipos de amenazas informáticas que utilizan los cibercriminales para vulnerar contraseñas:

Amenazas informáticas

Debido a diversos ataques que involucran el robo de contraseñas, y que han afectado a importantes empresas, muchos servicios ofrecen la posibilidad de activar la doble autenticación de forma gratuita. Este tipo de protección no viene configurada por defecto, por lo tanto, el usuario deberá modificar algunos parámetros para activarla.

En la guía publicada por Argentina Cibersegura, se detallan las instrucciones necesarias para configurar este sistema de protección en Facebook, Twitter, Linkedln, Google y Apple.


Para acceder a la guía de autenticación haga click aquí:  guia-doble-autenticacion.  A lo largo de la guía se profundiza en la importancia de contar con un método de autenticación robusto y podrá con su ayuda podrá activar este sistema de protección.

Fuente: Argentina Cibersegura

Arg Cibersegura

 

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

Facebook. Consejos para padres y adolescentes

Deja un comentario

La red social recomienda una serie de consejos para padres y jóvenes que no quieren cometer errores con la gestión de sus redes

Facebook Editorial Photo

Ser selectivos: con la información que se muestra en el perfil. Facebook explica paso a paso cómo restringir un perfil, que muchas veces está de modo público sin que el usuario sea consciente de ello.

Asegúrate de que la privacidad está siempre configurada para Amigos’, y no para ‘Público’». Recomiendan también que en las publicaciones nunca se de una información personal como el correo, dirección o número de teléfono.

Ayuda a ajustar la Configuración de Privacidad  el icono con el candado que aparece en junto al botón Inicio’, y a continuación en el menú desplegable, haciendo clic en Configuración de Privacidad. Aquí podrás ayudarle a cambiar las opciones de privacidad establecidas por defecto para la publicación de fotografías o actualizaciones, y controlar si se muestra la cuenta cuando se hacen búsquedas públicas. Nota: NO olvides informarle de las opciones de Biografía y Etiquetado. Asegúrate de que las etiquetas están restringidas a ‘Amigos’ para que solo sus amigos puedan ver las fotografías publicadas por el adolescente», explican desde Facebook.

Hay una opción de seguridad que Facebook recuerda a los padres de adolescente y a los jóvenes, la de Aprobación de Inicio de Sesión y Notificación de Inicio de Sesión. Ambas se activas desde la Configuración de Seguridad.

Facebook apunta a los padres que la mejor forma de garantizar la seguridad de los hijos en las redes sociales es hablando de ello. Señala que se debe hacer de la misma forma en que se le indican consejos de seguridad vial o del comportamiento en el colegio.

«Una forma de empezar esta conversación es preguntarle al mismo adolescente las razones por las que redes sociales son importantes para él/ella. También puedes pedirle que te enseñe a configurar tu Biografía en Facebook para entender cómo funciona. Es importante mantener una conversación sobre la información adecuada (y no adecuada) para compartir en la Red. Pregúntale sobre la configuración de privacidad y proponle repasarla juntos a menudo».

Facebook tiene estudios que apuntan que los adolescentes suelen compartir sus contraseñas. Lo hacen por si olvidan la clave o para que les ayuden en caso de no poder acceder. A los padres no les agrada esta opción, ya que a esa edad las amistades no son tan sólidas y se pueden producir equivocaciones. Hay una opción de Facebook que permite a los usuarios compartir un código para poder recuperar la cuenta con ayuda de sus amigos. Se llama Contactos de confianza. En este caso no hay necesidad de compartir contraseñas.

«Si añades un contacto de confianza, este puede recibir un código de seguridad con instrucciones para ayudarte si pierdes la contraseña. Cuando tengas tres códigos de seguridad de tus contactos de confianza, puedes introducirlos en Facebook para recuperar la contraseña. Esta opción elimina la necesidad de recordar las respuestas a preguntas de seguridad o de rellenar largos y molestos formularios en la web»

Cómo configurar los Contactos de confianza: «Consejo: elige y gestiona los contactos de confianza en cualquier momento a través de la Configuración de Seguridad, no sólo cuando tengas problemas para acceder a tu cuenta. Así puedes elegir personalmente a los amigos que realmente piensas que te pueden ayudar y se les facilitará más información en el proceso para que les sea más fácil ayudarte. Una vez configures tus contactos de confianza, Facebook les enviará una notificación para que estén preparados y ayudarte en caso necesario. Para hacerlo ve a la Configuración de Seguridad y selecciona entre tres y cinco amigos para ser tus contactos de confianza».

La red social señala que hay que ser muy cuidadosos a la hora de seleccionar. Recomiendan pensar en el proceso como si fuera a otorgarles las llaves de la casa a alguien. Lo más adecuado es que sea un amigo que pueda localizar en persona o por teléfono. No recurra a «amigos de Facebook».

Fuente: ABC Tecnología

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

¿Cómo cuidar tu privacidad en Whatsapp?

Deja un comentario

¿Sabías que en Whatsapp también existen formas de cuidar tu privacidad?

¡Conocelas con este tutorial!

 

Con vos en la Web

 Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

La geolocalización y la privacidad

Deja un comentario

Geolocalización. Ante la preocupación por la privacidad de los usuarios y por la cantidad de datos que los nuevos dispositivos pueden desvelar sobre sus usuarios, un nuevo estudio asegura que lo peligroso no es lo que esos datos muestran, sino lo de que ellos se puede deducir con el suficiente tiempo de observación.

Y ¿cuánto tiempo es ese? Ni más ni menos que una semana. Según los autores de esta investigación, titulada When enough is enough: location tracking, mosaic theory, and machine learning y publicada en el New York University Journal of Law and Liberty, una semana de observación de todos los datos de geolocalización de un individuo sirve para inferir valiosas (y peligrosas) conclusiones sobre sus rutinas y comportamientos, y no solo eso, sino también para empezar a predecir sus movimientos.

La teoría del mosaico que da título al trabajo se refiere a un modelo empleado por los expertos en seguridad para extraer información sobre empresas, que se basa en la combinación de datos públicos con datos privados para extraer del mosaico resultante conclusiones sobre el comportamiento del sujeto analizado.

Es decir, que, para los responsables del trabajo, lo “peligroso” no es que las autoridades sepan si un individuo está a una hora determinada en una calle determinada, sino la posibilidad que éstas tienen, a partir de los métodos de análisis adecuados, de predecir a qué horas de los siguientes días estará ese individuo en esa calle, qué es lo que hace allí y qué piensa hacer después.  Fuente: www.ticbeat.com 

 Geolocalización, celulares y fotografías ¿afectan mi privacidad? 

Con esta animación, desde PantallasAmigas quieren destacar la relevancia que tiene la configuración del celular en lo relativo a las opciones que tienen que ver con la privacidad y, en concreto, con la geolocalización y las fotografías.
Los datos de geolocalización proporcionados por el GPS del smartphone pueden ir “adheridos” a la fotografía y, con ello, indicar el lugar exacto en el que fue tomada. 
Es preciso ser consciente de ello y tomarlo en consideración en su conjunto, es decir, teniendo en cuenta qué personas aparecen, dónde y cómo se puede llegar a compartir la fotografía y de qué tipo de comentarios reveladores se acompaña.

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

Redes sociales y menores: acercándonos como padres

1 comentario

Seguimos colaborando con Ateleus (@ateleus) realizando formación y sesiones colaborativas en diferentes colegios del País Vasco sobre el buen uso de Internet y las redes sociales por niños y, en este caso, ampliamos la formación a los padres.

Ayer trabajamos en el Colegio Erain (@ColegioErain) con un gran grupo de padres muy participativos y con muchas ganas de aprender. Actitud hacia al aprendizaje para poder educar a sus niños en el buen uso de la conexión total que nos rodea :). Desde aquí un enorme gracias por dejarnos aprender juntos.

Internet no es un ente superior ajeno a nosotros: lo creamos nosotros :). 
Con esta reflexión… ¿qué Internet quieres crear? ¿Qué Internet quieres para nuestros niños?

10 ideas para educar en el buen uso de la tecnología

  1. Dar ejemplo: Los niños hacen lo que ven. ¿Cómo usamos nosotros la tecnología? ¿Estamos todo el día colgados al móvil? ¿Tenemos espacios libres de conexión? ¿Tenemos un objetivo cuándo nos conectamos a Internet? ¿Qué fotos compartimos en redes sociales o mensajería y con quién?
  2. Ser los protagonistas en introducir la tecnología. Los padres o tutores de los niños deben ser quienes introduzcan la tecnología en su vida en lugar de otras personas de la familia a través de regalos sobre los que es difícil mediar o poner normas porque son propiedad del niño. Igualmente, los papás deben ser protagonistas de acompañar a los pequeños en el uso de dicha tecnología para que aprendan juntos con la actividad de ambos. Haz actividades sencillas como hacer la compra, buscar las vacaciones, hablar con un familiar, actualizar tus redes sociales… para que tome ejemplo de tu uso y lo tenga en cuenta en el suyo.
  3. Crear espacios libres de pantallas (dormitorios, comidas…). Algunos lo agradeceréis :). Generar espacios sin conexión es beneficioso para el descanso de los pequeños (en ocasiones se detecta falta de sueño en los pequeños por el uso del móvil durante la noche) y para establecer relaciones de comunicación sanas, conversaciones personales, etc.
  4. Configurar el móvil/tablet/ordenador y sus apps y conexión wi-fi (pedir ayuda externa si fuera necesaria). Cuando usemos aparatos tecnológicos debemos configurarlos para que tengan acceso a lo que realmente necesitan. Por ejemplo, Skype debe tener acceso al micrófono, pero quizá no sea necesario tener acceso a la localización.
  5. Invertir tiempo, aprender para educar. Educar a nuestros niños lleva tiempo y debemos invertirlo para poder estar formados ante las cuestiones que nos planteen y acompañarles. Es importante romper con los miedos tecnológico, ya que la formación que necesitan no es técnica, sino en valores, como en resto de acciones de la vida. Internet es personas y, por lo tanto, emociones, comunicación, sentimientos, comportamientos… y los padres sois los que más sabéis de esto :).
  6. Concienciar sobre la identidad digital: lo que se dice en la Red se queda en la Red. Los niños deben tener claro que todo lo que se comparta en la Red se queda en la Red y podrá ser accesible en el futuro. Si lo que vamos a compartir no nos gustaría que llegara a manos de nuestros padres, un futuro jefe o nuestra pareja, será que no debemos compartirlo. Con todo, si cometemos un error, yo he cometido muchos :), no obsesionarnos e intentar minimizar las consecuencias, no volver a cometerlo y hablar con confianza para pedir ayudarla y solucionarlo.
  7. Educar en cuidar su intimidad. Relacionado con lo anterior, la mejor configuración de la privacidad eres tu mismo, lo que cuentes o lo que no. Es importante dejárselo claro a los más pequeños, ya que aunque ellos tengan una red privada o compartan en un grupo restringido de mensajería, puede que sus amigos lo difundan, compartan o tengan una configuración pública.
  8. Establecer normas de manera conjunta, explicando los por qué. Como en el resto de normas del hogar, sobre los estudios, sobre actividades de ocio… las normas ante la conexión a Internet deben trabajarse juntos y siempre explicando por qué. Quizá la respuesta sea la misma, quizá no lo entienda hoy, pero debemos esforzarnos por dar un argumento claro a nuestros peques que puedan entender.
  9. Formar en conceptos básicos de empatía y respeto hacia uno mismo y hacia los demás. La vida misma. Si todos nos pudiéramos en los zapatos de los demás la comunicación sería más sencilla. Si los niños tienen en cuenta los sentimientos de los demás preguntarán antes de subir una foto o no compartirán una información que pueda hacer daño o, si sucede, minimizarán la repercusión, no se recompartirá, etc.
  10. Volver a dar ejemplo :). De nuevo la clave de todo, el inicio y el fin. La coherencia como base del trabajo educativo :). Igualmente, todos podemos equivocarnos, expliquémoselo también a los niños para que lo entiendan y valoren las posibles consecuencias.
Durante la sesión fuimos analizando el uso de las redes sociales de manera general y por parte de los más pequeños. Aquí os dejamos el material del que disponen ahora los papás para seguir ampliando información con vídeos, noticias y enlaces a otros documentos que también, por qué no, pueden trabajar con sus niños en casa.
Además, pensemos que los niños saben de tecnología… pero de la suya, como nos pasa a nosotros cuando usamos una televisión y nuestros abuelitos no entendían el mando a distancia. Si no, mirad este vídeo:
A continuación, extraigo del documento un listado de recursos de interés donde encontrar más info:Recursos de seguridad y privacidad desde las empresas de Internet:

Recursos y materiales educativos para niños, adolescentes, familias y educadores:
  • Ateleus www.ateleus.com: Recomendaciones, análisis de de contenidos, campañas, noticias, documentación y toda la información del proyecto de educación audiovisual realizado en centros educativos.
  • Generaciones Interactivas www.generacionesinteractivas.org: Organización cuya misión es promover un uso de la tecnología que haga mejores a las personas.
  • De aquí no pasas www.deaquinopasas.org: Proyecto de Save the Children con consejos y recomendaciones para menores y familias por un buen uso de Internet
  • INTECO www.inteco.es: Guías, estudios, noticias y formación en nuevas tecnologías.
  • Educar para proteger www.kiddia.orgContenidos específicos para menores y guías para padres sobre el uso de las pantallas e Internet y cómo educar a los niños en ello.
  • Chaval.es www.chaval.es: Página web de referencia del buen uso de las TIC, Tecnologías de la Información y la Comunicación.
  • Tú decides www.tudecideseninternet.es: Contenido sobre protección de datos para menores. Recursos de la Agencia Española de Protección de Datos para padres, niños y educadores.
  • Pantallas Amigas www.pantallasamigas.net: Promoción del uso seguro y saludable de las nuevas tecnologías y el fomento de la ciudadanía digital responsable en la infancia y la adolescencia.
  • Tus 10 comportamientos digitales www.tus10comportamientosdigitales.com: Tu responsabilidad es igual de real en lo virtual. Cómo comportarnos en Internet en 10 claves.
  • Infancia y tecnología www.infanciaytecnologia.com: Recursos para niños de 6 a 11 años y familias y educadores sobre el buen uso de la Red.
  • Los Buceítos www.losbuceitos.es: Canciones y vídeos para niños menores de 10 años sobre el buen uso de la Red.
  • Centro Internet segura www.centrointernetsegura.es: Centro de seguridad en Internet: permite encontrar noticias, recursos y modos de denuncia o petición de ayuda ante un problema de navegación.
  • Día de la Internet segura www.diainternetsegura.esWeb oficial del Día Internacional de la Internet Segura en España.
  • Commonsense Media www.commonsensemedia.org: Web de búsqueda de contenidos (apps, libros, películas, juegos, música, sitios web…) específicos por edad y necesidad.
  • Eduapps www.eduapps.es: Web de búsqueda de aplicaciones móviles o para tabletas relacionadas con el mundo educativo (por curso).
Recursos ordenados por redes sociales:

Fuente: Redes sociales: acercándonos como padres from Diana González

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

Los padres y las redes sociales

Deja un comentario

Frecuentemente debatimos cómo los jóvenes se comportan en las redes sociales. Proteger los datos personales, publicar fotos indiscriminadamente, contactar con extraños, maltratar y hostigar contra sus pares son algunos de los temas más controvertidos. Pero los adultos también podemos ser imprudentes y estamos sometidos a las mismas reglas de un campo complejo y cambiante.

Todos los días nos encontramos con madres, padres y familiares que publican fotos de los chicos haciendo cosas graciosas, dando muestras de su crecimiento. Pero también se volvió cotidiana esta sensación de que mucha gente se expone demasiado, de que cuenta cosas que no debería contar, o que muestra —indiscriminadamente— a todos sus contactos algún aspecto de la personalidad de sus hijos… que a sus propios protagonistas les podría provocar vergüenza o enojo.

Estamos hablando de Oversharing: exceso de exposición

Contar a quienes nos rodean lo que estamos haciendo, pensando o con quién nos enojamos o nos congraciamos es parte de la naturaleza social de las personas. Pero contarlo en una red social digital, donde tenemos un grupo de contactos que pertenecen a nuestro mundo laboral, otro tercio a la familia, algunos vecinos —y solo un pequeño grupo íntimo al que realmente le contaríamos esas cosas—, constituye una sobreexposición pocas veces reflexionada con detenimiento.

Y este exceso de exposición se convierte en algo más riesgoso cuando se trata de menores: mucha información sobre la vida cotidiana de nuestros chicos no debe ser pública, algunas de sus fotos no deben circular por las redes sin saber con certeza quiénes acceden a ellas y los cambios de humor, sus errores y aciertos, sueños y proyectos no son propiedad de sus padres, sino que pertenecen a la intimidad de esos menores.

Lo importante, es predicar con el ejemplo: en este caso, pensando y analizando las acciones y sus posibles consecuencias antes de difundirlas públicamente. Existen varias dimensiones, pero podemos mencionar:
  • La psicológica: el respeto por la intimidad del otro es un factor fundamental: no debemos hablar sobre nuestros hijos o menores a cargo, sino que son ellos los que deben hablar sobre ellos mismos. Si bien somos responsables de ellos y por ellos hasta cumplir la mayoría de edad, los niños son sujetos de derecho y cada persona sabe qué contar y qué reservarse de su vida.
  • La tecnológica: existe la ilusión de pensar que nuestras publicaciones son efímeras y temporales, que lo que hoy publicamos mañana dejará de estar visible en una red o en un sitio… y listo, asunto olvidado. Error: cuando publicamos algo en una red social, por ejemplo, la información sale de nuestra computadora, se almacena en una base de datos en un servidor, se muestra visible durante un tiempo, luego no está visible, pero no necesariamente se borra de la base de datos. Por otra parte, cualquier persona puede hacer una captura de la pantalla o guardar la imagen, compartirla con sus amigos y esto puede multiplicarse viralmente.

Otra dimensión de la invasión a la intimidad puede verse en la figura del acosador (stalker): aquella persona que sigue de manera obsesiva a un usuario, comentando y dejando rastros —como simples «Me gusta»— en toda su actividad en línea.

El mensaje implícito que recibe el objeto de la persecución o stalkeado es «te estoy vigilando» (por parte del perseguidor). A eso se suma la posibilidad de que la persona puede escribir un mensaje pensando en un destinatario concreto y recibir comentarios de gente que no estaba invitada a la conversación.
Convivencias. Reglas, permisos, pautas. 
  • ¿Cómo podemos controlar estas diversas situaciones que pueden desencadenar complicaciones personales, familiares y laborales? Desde ya, conociendo el campo de acción tecnológico y cultural de los más jóvenes reflexionando sobre ello, estableciendo acuerdos y consensuando reglas.
  • Estas pautas no constituyen nunca un repertorio fijo, sino que es recomendable que se vayan adaptando y refuncionalizando al ritmo de los avances tecnológicos y de las prácticas culturales emergentes. Y otra cosa importante: cada familia debe conversarlo, adaptarlo, negociarlo y consensuarlo entre sí y para sí (cada familia es un universo, con sus propios requerimientos y pensamientos).

Algunos aspectos para considerar:

  • No decir por Internet lo que no diríamos en persona. Huella digital
  • Cuidar los datos personales.
  • Evitar compartir claves y contraseñas.
  • Ser conscientes de los alcances de nuestra «huella digital».
  • Pensar antes de publicar.
  • Configurar la privacidad de los perfiles en las redes sociales.

Fuente: Educar “Padres en las redes sociales: sobre permisos y convivencia”

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

Older Entries