Internet-Riesgos para niños

Deja un comentario

El 17 de mayo se celebra el Día Mundial de Internet, una buena ocasión para pensar en los riesgos de Internet para niños, de forma que naveguen seguros.

Todos sabemos que Internet está llena de posibilidades de aprendizaje, ocio y cultura, donde los niños pueden encontrar información interesante, profundizar sobre cualquier tema o sencillamente pasar buenos ratos de entretenimiento jugando online o con las diferentes redes sociales.

Recordamos algunos de los riesgos de Internet para niños:

1. Excesiva información: muchas veces los niños cuentan más de lo que deben, porque desconocen los riesgos de la información que facilitan a través de la red. Por lo que, debemos explicarles que no deben compartir nada que no queremos que se sepa, como nombre completo, datos de contacto, fotos ni información sobre cuando estamos en casa o no.

2. Contacto con extraños: es importante que los niños sepan que las redes sociales y chats, deben ser para utilizar con personas que conocen, porque es difícil saber quién está realmente detrás de un perfil desconocido, independientemente de la foto que utilice.

3. Ciberacoso: el cyberbulling es cada vez más común, son muchos los que sufren vejaciones, insultos y menosprecios, a través de las TIC. Este tipo de acoso hace mucho daño a las personas que lo sufren e incluso existen casos con desenlaces muy tristes.

4. Grooming: este tipo de acoso consiste en el acecho de un adulto a uno o varios menores a través de Internet o teléfono con intención de conseguir un encuentro sexual.

5. Hacking: sustracción de contraseñas de acceso a email o redes sociales.

6. Sexting: envío de fotografías o vídeos de contenido sexual a través de Internet, especialmente telefonía móvil, sin pensar en las consecuencias posteriores.

Otros riesgos son los virus y tecnoadicción, pero no sólo afectan a los menores, también a los adultos.

Recomendaciones sobre el tiempo de pantalla en niños

 

Es fundamental que los padres eduquen a sus hijos en el uso de las nuevas tecnologías. Esta educación debe realizarse en una doble vía, conductual, cómo hay que comportarse al usar las tecnología, y tecnológica, sentarnos con ellos desde que son pequeños, enseñarles a encender la computadora, lo que es un navegador, dónde está la publicidad, a no descargar archivos sin consultarnos, a crear contraseñas seguras y a navegar por sitios seguros y adecuados para su edad, para no exponerlos a contenidos inapropiados.

Otra recomendación es hacer nosotros los registros de e-mail o cuentas de Internet con ellos y ayudarlos a usar una contraseña de alta seguridad y además conocida por nosotros, para poder monitorizar el uso correcto de Internet por parte de los hijos.

También se recomienda el uso de controles parentales, para aumentar la seguridad de los equipos y establecer horarios con los hijos.

Controles Parentales gratuitos:
1) EscudoWeb Family: diseñado para padres inexpertos y sin nociones informáticas. Es fácil y rápido de instalar.
2) K9 Web Protection: este control parental gratuito dispone de versiones para Windows, Mac, iPhone, iPad, iPod y Android.
3) Parental Control Bar: es una barra de control parental gratuito que se instala en tres simples pasos.

Otra recomendación para proteger a los niños sin controles parentales, aunque en menor medida a través de los filtros de los principales motores de búsqueda en Internet. Activar el filtro Safe Search de Google que permite cambiar la configuración del navegador para  evitar que aparezca contenido para adultos en los resultados de búsqueda. La opción filtro estricto excluye imágenes y vídeos sexualmente explícitos de las páginas de resultados de búsqueda de Google.

La clave para que los niños naveguen seguros está en la concientización, prevención y el diálogo con los hijos, para que sepan que navegan acompañados y pueden recurrir a los padres o adultos responsables en caso de duda o problema.

Fuente: papás e hijos

 

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

Las computadoras y el aprendizaje

Deja un comentario

Un estudio de la Unesco publicado por estos días afirma que no alcanza con integrar tecnología en el aula; también es necesario un trabajo activo por parte de los padres, los maestros y los alumnos.

El informe analiza la relación entre el acceso a las tecnologías digitales y la educación en América Latina.

“Para que las TIC tengan un efecto positivo en la educación se requiere contar con políticas públicas que sean contextualizadas e integrales, de manera que se logre un mejor desempeño de los estudiantes”, advierte la Unesco en base a los resultados del Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo (Terce), hecho en 15 países de América latina durante 2013, pero cuyos resultados se conocieron en diciembre último.

El informe también considera que no es suficiente garantizar el acceso a las computadoras y a Internet “fuera del contexto escolar”, sino que además es necesario implementar políticas públicas para capacitar a las familias y los docentes en el uso de tecnologías digitales.

Otra de las recomendaciones del informe a los Estados de América Latina y el Caribe es “reconocer y relevar buenas prácticas educativas con uso de tecnología y favorecer el acceso a recursos educativos de calidad para todas las escuelas”.

“Los planes gubernamentales para que los chicos accedan a una computadora son un primer paso fundamental y una condición necesaria, porque equipara a chicos que de otra manera no tendrían acceso” a las tecnologías digitales, dijo hoy a Télam la consultora de Unesco en Medios, Tecnología y Educación, Roxana Morduchowicz.

La especialista advirtió que “es fundamental tener en cuenta qué usos, prácticas y competencias desarrollan (los estudiantes) cuando usan la computadora”, y que estas competencias deben ser “analizar y procesar el gran caudal de información que existe”, así como “reconocer fuentes confiables y chequear la veracidad de los datos”.

Según los últimos estudios, “seis de cada 10 estudiantes usan Internet para hacer la tarea, ya que cada vez más hogares tienen una computadora”, afirmó la experta, quien también advirtió que “en la mayoría de los casos, lo que hacen es copiar y pegar, o usar la información sin chequearla, lo que no garantiza un aprendizaje”.

Morduchowicz afirmó que es necesaria la “decisión” por parte de los Estados de implementar “políticas públicas que promuevan la formación de docentes para que estén en condiciones de hacer un análisis reflexivo de la información que circula en Internet” y transmitir esta competencia a los alumnos.

El primer paso es garantizar el acceso a las tecnologías digitales, y el segundo “está relacionado con sus usos y prácticas“, señaló la consultora de la Unesco.

Ingrese AQUÍ para leer la nota en La Nación

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

Smartphone. Educar para un uso responsable

Deja un comentario

Contrariamente a lo que se podría pensar, los menores usan el smartphone para muchas cosas alejadas de la utilidad con la que suele justificarse su posesión: llamar en caso de necesidad. Apenas uno de cada tres niños suelen recibir llamadas, o dos de cada tres las realizan. Sin embargo, tres de cada cuatro envían SMS’s y usan WhatsApp para hablar con sus amigos.

Otros usos del smartphone de utilización masiva son hacer fotos y vídeos, escuchar música, usarlo como despertador, utilizarlo para jugar a videojuegos, navegar por la red, etc. Por tanto, el teléfono celular o smartphone es algo más que un aparato destinado a la comunicación, actualmente todos, incluidos los niños también lo usan para la creación (fotografías, vídeos) y para el ocio.

Foto: THINKSTOCK

 

Antes de regalar un smartphone a los niños, conviene crear una cultura de uso del smartphone, un protocolo y, en educación, los padres debemos ir por delante, dando ejemplo y estableciendo una serie de pautas y criterios de cómo educar para un uso responsable.

  El smartphone debería estar apagado, no sólo silenciado y con el modo de vibración activado, sino completamente desconectado en algunos lugares como en el colegio, en el cine, en la iglesia, en una reunión… Y siempre, por la noche, cuando el menor debe estar durmiendo sin que nada ni nadie perturbe sus sueños. En este sentido, conviene apuntar que dos de cada tres menores recibe o envía mensajes o llamadas cuando ya está en la cama.

–   Evitar responder a una llamada mientras se habla con otra persona. En general, no se debe responder y si se hace, se debe preguntar a la persona con la que estamos, pues podemos estar esperando una llamada. Si no es urgente, al contestar es mejor decir: “Te llamo luego” y se piden disculpas a la persona con la que estábamos hablando.

–   Hablar en lugares públicos es de mal gusto, con todo el mundo escuchando lo se dice, sobre todo si son cosas muy personales. Hay que retirarse a un lugar más reservado y hablar bajito. A nadie le interesa lo que se dice y a nadie se debe molestar con estas llamadas.

Pautas para enseñar a usar el smartphone a los niños

1.  Antes de comprarle un móvil a su hijo, piense si lo requiere a todas horas o sólo en algunas ocasiones. Realizar una lista de esas situaciones en las que sí sería conveniente que su hijo dispusiera del smartphone. No es mala idea, consensuar esta lista con el propio niño.

2.   Eligir el tipo de teléfono para cubrir esas necesidades. Si es para comunicarnos con él en ciertos momentos, quizá baste con un modelo básico, que se usa los días en que se precise, por lo que no debemos facilitarle uno de gama alta, con todo tipo de tecnología incluida.

3.   El móvil debe usarse en momentos concretos, cuando realmente sea imprescindible. El aparato debe ser adecuado a la edad y las necesidades de uso.

4.  Es importante fomentar el binomio responsabilidad-privilegio. En este sentido, el gasto del celular lo debe sufragar el niño, o el smartphone se usará mientras se haga buen uso de él.

5.  Establecer normas para educar su uso. A medida que los hijos crecen, estas normas van cambiando, pues ellos van adquiriendo independencia y libertad en su actuar.

6. Decide una edad igual para todos los hijos en la que se puede tener el celular. Por supuesto, debemos esperar a los Reyes o al cumpleaños, no regalarlo sin justificación alguna. Así, cuando el hijo en su “profesión” de pedir insista en que “necesita ya” el celular, nosotros le recordaremos que no ha llegado la edad establecida en nuestra familia.

Fuente: hacerfamilia.com
Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

Los adolescentes y el uso de Internet

Deja un comentario

Un estudio de Microsoft mostró que 6 de cada 10 alumnos de entre 11 y 17 años usan Internet para estudiar; casi todos están en Facebook. Si bien con esto se demuestra que la principal función de Internet para los chicos es la comunicación generacional, lo educativo también va ganando espacio: hoy, el 60% usa la Web para hacer los deberes o para buscar información sobre diversos temas.

El relevamiento de Microsoft fue hecho sobre la base de 1200 entrevistas a chicos de entre 11 y 17 años. Roxana Morduchowicz, especialista en culturas juveniles, es la coordinadora de la encuesta. Para ella el mayor uso de Internet por parte de los adolescentes en temas educativos tiene una relación directa con el crecimiento de la conectividad en los hogares argentinos.

En cuanto a los principales consumos culturales digitales de los adolescentes, además de las redes sociales, el 70% de los encuestados dijo entrar a YouTube y un 50% dijo usar Internet para escuchar música.

“El 70% de los chicos entra a YouTube, pero sobre todo para ver videos, no para subir contenidos. Los adolescentes consumen hoy más videos en YouTube, pero los contenidos que producen suelen ser para su perfil en las redes sociales entre sus contactos”, dice Morduchowicz. Esta mezcla de consumidores y productores de contenidos en redes sociales les valió a los adolescentes una nueva denominación: “prosumidores”.

A la hora de hablar de los consumos culturales digitales, Morduchowicz hace una diferencia según la edad: así como el consumo de música marca el paso de la infancia a la adolescencia, son los juegos en Internet el consumo que más caracteriza a aquellos chicos de entre 6 y 12 años. Ésa es la explicación que le da la especialista al hecho de que sólo cuatro de cada diez chicos encuestados respondieran que usan Internet para jugar.

Las redes sociales, en cambio, cruzan a las distintas generaciones de chicos por igual: todos se inclinan por Facebook.

El afán por no quedarse fuera de una red social y el consecuente empeño en cultivar el perfil se mueve por un valor prioritario para los adolescentes: la popularidad. Así lo manifiesta el informe. Los chicos cuentan más de sí para ser más populares y no creen que subir esa información personal conlleve riesgos para su seguridad. En definitiva, la intimidad cede ante el deseo de ser popular.

8 de cada 10 chicos argentinos tienen un perfil público en las redes; 7 de cada 10 dan su nombre y apellido reales; 6 de cada 10 suben fotos y videos personales; 5 de cada 10 incluyen su escuela y domicilio, y 4 de cada 10 se encuentran personalmente con gente que conocieron en Internet.

Según la encuesta, en Internet los chicos suelen navegar solos desde que son muy pequeños. El informe de Microsoft habla de que un 80% de los chicos transitan la Web solos y únicamente un 20% lo hacen acompañados. No es cuestión de saber todo lo que hacen o dicen, pero sí por dónde andan y, sobre todo, con quiénes se contactan.

El 80% de los jóvenes respondió que navega solo en Internet o sin la compañía de los padres y sólo un 20% reconoció hacerlo con alguien a su lado. La recomendación es que los padres estén al tanto de con quién se contactan y con quién hablan, pero no necesariamente conocer los diálogos.

Para navegar seguros es importante que los chicos no suban a las redes sociales informaciones tales como nombre y apellido, la edad y fecha de nacimiento, fotos y videos personales, a qué escuela asisten, el domicilio, fotos de la casa, información sobre las vacaciones y horarios de actividades.

Fuente: La Nación

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

Facebook. Consejos para padres y adolescentes

Deja un comentario

La red social recomienda una serie de consejos para padres y jóvenes que no quieren cometer errores con la gestión de sus redes

Facebook Editorial Photo

Ser selectivos: con la información que se muestra en el perfil. Facebook explica paso a paso cómo restringir un perfil, que muchas veces está de modo público sin que el usuario sea consciente de ello.

Asegúrate de que la privacidad está siempre configurada para Amigos’, y no para ‘Público’». Recomiendan también que en las publicaciones nunca se de una información personal como el correo, dirección o número de teléfono.

Ayuda a ajustar la Configuración de Privacidad  el icono con el candado que aparece en junto al botón Inicio’, y a continuación en el menú desplegable, haciendo clic en Configuración de Privacidad. Aquí podrás ayudarle a cambiar las opciones de privacidad establecidas por defecto para la publicación de fotografías o actualizaciones, y controlar si se muestra la cuenta cuando se hacen búsquedas públicas. Nota: NO olvides informarle de las opciones de Biografía y Etiquetado. Asegúrate de que las etiquetas están restringidas a ‘Amigos’ para que solo sus amigos puedan ver las fotografías publicadas por el adolescente», explican desde Facebook.

Hay una opción de seguridad que Facebook recuerda a los padres de adolescente y a los jóvenes, la de Aprobación de Inicio de Sesión y Notificación de Inicio de Sesión. Ambas se activas desde la Configuración de Seguridad.

Facebook apunta a los padres que la mejor forma de garantizar la seguridad de los hijos en las redes sociales es hablando de ello. Señala que se debe hacer de la misma forma en que se le indican consejos de seguridad vial o del comportamiento en el colegio.

«Una forma de empezar esta conversación es preguntarle al mismo adolescente las razones por las que redes sociales son importantes para él/ella. También puedes pedirle que te enseñe a configurar tu Biografía en Facebook para entender cómo funciona. Es importante mantener una conversación sobre la información adecuada (y no adecuada) para compartir en la Red. Pregúntale sobre la configuración de privacidad y proponle repasarla juntos a menudo».

Facebook tiene estudios que apuntan que los adolescentes suelen compartir sus contraseñas. Lo hacen por si olvidan la clave o para que les ayuden en caso de no poder acceder. A los padres no les agrada esta opción, ya que a esa edad las amistades no son tan sólidas y se pueden producir equivocaciones. Hay una opción de Facebook que permite a los usuarios compartir un código para poder recuperar la cuenta con ayuda de sus amigos. Se llama Contactos de confianza. En este caso no hay necesidad de compartir contraseñas.

«Si añades un contacto de confianza, este puede recibir un código de seguridad con instrucciones para ayudarte si pierdes la contraseña. Cuando tengas tres códigos de seguridad de tus contactos de confianza, puedes introducirlos en Facebook para recuperar la contraseña. Esta opción elimina la necesidad de recordar las respuestas a preguntas de seguridad o de rellenar largos y molestos formularios en la web»

Cómo configurar los Contactos de confianza: «Consejo: elige y gestiona los contactos de confianza en cualquier momento a través de la Configuración de Seguridad, no sólo cuando tengas problemas para acceder a tu cuenta. Así puedes elegir personalmente a los amigos que realmente piensas que te pueden ayudar y se les facilitará más información en el proceso para que les sea más fácil ayudarte. Una vez configures tus contactos de confianza, Facebook les enviará una notificación para que estén preparados y ayudarte en caso necesario. Para hacerlo ve a la Configuración de Seguridad y selecciona entre tres y cinco amigos para ser tus contactos de confianza».

La red social señala que hay que ser muy cuidadosos a la hora de seleccionar. Recomiendan pensar en el proceso como si fuera a otorgarles las llaves de la casa a alguien. Lo más adecuado es que sea un amigo que pueda localizar en persona o por teléfono. No recurra a «amigos de Facebook».

Fuente: ABC Tecnología

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

La tablet, ¿un juguete? ¿a partir de qué edad?

Deja un comentario

La tecnología y la edad de los niños

Little boys playing on wireless tools

Hoy en día, la mayoría de los niños tienen su tablet. Es atractiva por lo táctil, con una pantalla más grande que el celular, fácil de manipular y con sólo deslizar la mano por ella los ayudan a tener un acceso más simplificado.

Sabemos que hay niños de dos o tres años que ya interactúan con ella.

¿Cuál es la edad aconsejable para comenzar a utilizarla?

Roxana Morduchowicz, experta en comunicación y cultura juvenil, recomienda a partir de los siete u ocho años.

Distintos especialistas aconsejan que durante los primeros tres años de vida lo mejor es promover actividades que tengan que ver con lo motriz y con el contacto con objetos reales, y no virtuales

Serge Tisseron, director de Investigaciones de la Universidad París Ouest Nanterre, también desaconseja el uso de las tablets desde muy temprana edad. Según él, si el chico rompe sin querer un objeto del mundo real, debe esperar a que su padre lo repare y no siempre queda igual, y eso le enseña que las acciones son irreversibles. “El mundo digital es totalmente reversible. Pueden deshacerse las acciones y volver a empezar. Los adultos nos adaptamos al mundo digital, pero primero construimos nuestros puntos de referencia del mundo real -dice-. En el mundo digital, no hay pasado, presente ni futuro. Todo es eterno.” La Nación.com

Es bueno recordar La Regla 3-6-9-12. Regla sobre las edades adecuadas para el uso de cada tecnología creada por Serge Tisseron

  • Evitar las pantallas antes de los tres años
  • No usar consolas portátiles antes de los seis
  • Nada de Internet antes de los nueve
  • Internet y redes sociales, a partir de los 12

Regla 3-6-9-12

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

Clasificación de los videojuegos

Deja un comentario

Uno de los mayores pasatiempos de los niños en estas vacaciones son los videojuegos. También pueden ser uno de los regalos para el día del niño que está por llegar en pocos días.

Para consultar su clasificación antes de comprar un videojuego, A Favor de lo MEJOR nos recuerda cómo se clasifican los videojuegos.

Están clasificados mayoritariamente bajo los criterios de la ESRB (Entertainment Software Rating Board), y son los siguientes:

Captura de pantalla 2014-07-29 a la(s) 11.31.37

Fuente: A Favor de lo MEJOR

ESRB

Para ver la Guía completa de clasificaciones de la ESRB, entre AQUÍ

No olvidar de buscar esta leyenda en la caja del videojuego antes de comprarlo.

 

 

 

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

Older Entries