Programación-Niños y Educación

1 comentario

Google  presentó un  juego para que los niños empiecen a programar. Con él se pretende que los niños se vayan introduciendo en la programación y la robótica de una manera sencilla aprendiendo la importancia de introducir los comandos en el orden adecuado.

Es un juego dinámico pensado para los más pequeños de la casa, un minijuego para ayudar a que los niños aprendan a programar mientras se divierten.

Juego programar

El doodle dedicado a la programación de los más pequeños es el homenaje de Google al 50 cumpleaños de LOGO, un lenguaje de programación extremadamente sencillo con el que se le iban introduciendo comandos a una tortuga para que realizase determinados movimientos en la pantalla dibujando líneas ahí por donde pasaba.

LOGO ha sido la primera herramienta de programación que utilizamos en las escuelas. Así comenzamos muchos docentes a introducirnos en el mundo de la programación pudiendo aplicarlo didácticamente.

En Educa en Digital se propone 3 juegos para aprender a programar. Son juegos online donde aprender a programar de forma divertida y diferente:

CodeCombat, multi jugador en línea ideal para niños de 9 a 99 años.  Te permite ver tus cambios en tiempo real mientras escribes el código.

Code & Conquer, juego social de estrategia que hará que controles los movimientos de un ejército completo usando código para generar estrategias que te hagan ganar la batalla.

CodinGame, cuenta con 50 juegos en modo solitario con distintos niveles de programación, básico, medio y avanzado.

Cincuenta años después de la creación de esta herramienta, hoy tenemos a nuestra disposición muchas otras herramientas que han seguido su camino en busca de facilitar el aprendizaje de programación a los más pequeños. Por ejemplo, muy parecido al juego de Google es ScratchJr, un juego con el que se adapta el lenguaje de programación ‘Scratch’ para que los más pequeños puedan disfrutarlo en sus tabletas.

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

Anuncios

Programación en las escuelas

Deja un comentario

Impulsan introducir la enseñanza de programación en las escuelas

El 85% de los argentinos tiene celular y siete de cada diez, una computadora en la casa. Todos usan los nuevos dispositivos tecnológicos permanentemente, pero casi nadie sabe cómo funcionan, y tampoco parece importarles. Pese a que la industria argentina del software quintuplicó sus exportaciones durante la última década, la matrícula de las carreras de grado vinculadas a la Informática, Sistemas y Computación cayó un 20% en el mismo lapso.

Aún no se logró incluir la enseñanza de informática dentro de los Núcleos de Aprendizaje Prioritario (NAP), ese conjunto de contenidos indispensables que todas las provincias deben garantizar.
Para promover el debate público sobre la enseñanza de informática, ProgramAR planeó la realización de siete foros regionales. Los foros están abiertos a la comunidad docente y académica, a las empresas del sector, a las ONG, a desarrolladores, estudiantes, autoridades educativas y público en general. Allí se estimula la participación en tres formatos: el debate de políticas públicas, los hackatones de desarrollo y los talleres de programación y robótica (pensados para los estudiantes de las escuelas medias de cada región que hayan recibido la netbook del programa Conectar Igualdad).

“Todo el mundo debería aprender a programar porque eso te enseña a pensar”, decía Steve Jobs, el mítico fundador de Apple. El debate sobre la necesidad del estudio de programación en la escuela está en la agenda de los países con más alto índice de desarrollo humano. Israel fue pionero e introdujo su enseñanza en secundarias en 1995. Nueva Zelanda, Estonia y Japón lo siguieron. En septiembre pasado, se sumó el Reino Unido.

Cuando las computadoras aún no habían irrumpido en la casa de la mayoría de los argentinos, en algunas escuelas ya se enseñaba informática. Quienes hicieron la primaria en los ‘90 probablemente recuerden a la “tortuguita” de Logo, un programa desarrollado por el pionero informático Seymour Papert, que permitía a los alumnos desarrollar un pensamiento lógico-matemático y resolver problemas.
Luego, ese enfoque fue remplazado por otro, la “alfabetización digital”, que consistía enseñarles a usar una computadora. Esto es: una planilla de cálculo, un procesador de texto, presentaciones en Powerpoint y conceptos básicos para la navegación en Internet.

Ahora se quiere recuperar esa idea original de desarrollar la abstracción, el modelado, la solución de problemas. Para difundir esa idea ProgramAR se plegó a un proyecto desarrollado por la ONG estadounidense Code.org que promueve el estudio de las Ciencias de la Computación en la escuela. El nombre de la campaña es La Hora del Código e invita a los chicos a dedicarle ese tiempo para programar acciones simples con personajes famosos de los juegos animados, como los Angry Birds.

Fuente: Tiempo Argentino

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

Los adolescentes y el uso de Internet

Deja un comentario

Un estudio de Microsoft mostró que 6 de cada 10 alumnos de entre 11 y 17 años usan Internet para estudiar; casi todos están en Facebook. Si bien con esto se demuestra que la principal función de Internet para los chicos es la comunicación generacional, lo educativo también va ganando espacio: hoy, el 60% usa la Web para hacer los deberes o para buscar información sobre diversos temas.

El relevamiento de Microsoft fue hecho sobre la base de 1200 entrevistas a chicos de entre 11 y 17 años. Roxana Morduchowicz, especialista en culturas juveniles, es la coordinadora de la encuesta. Para ella el mayor uso de Internet por parte de los adolescentes en temas educativos tiene una relación directa con el crecimiento de la conectividad en los hogares argentinos.

En cuanto a los principales consumos culturales digitales de los adolescentes, además de las redes sociales, el 70% de los encuestados dijo entrar a YouTube y un 50% dijo usar Internet para escuchar música.

“El 70% de los chicos entra a YouTube, pero sobre todo para ver videos, no para subir contenidos. Los adolescentes consumen hoy más videos en YouTube, pero los contenidos que producen suelen ser para su perfil en las redes sociales entre sus contactos”, dice Morduchowicz. Esta mezcla de consumidores y productores de contenidos en redes sociales les valió a los adolescentes una nueva denominación: “prosumidores”.

A la hora de hablar de los consumos culturales digitales, Morduchowicz hace una diferencia según la edad: así como el consumo de música marca el paso de la infancia a la adolescencia, son los juegos en Internet el consumo que más caracteriza a aquellos chicos de entre 6 y 12 años. Ésa es la explicación que le da la especialista al hecho de que sólo cuatro de cada diez chicos encuestados respondieran que usan Internet para jugar.

Las redes sociales, en cambio, cruzan a las distintas generaciones de chicos por igual: todos se inclinan por Facebook.

El afán por no quedarse fuera de una red social y el consecuente empeño en cultivar el perfil se mueve por un valor prioritario para los adolescentes: la popularidad. Así lo manifiesta el informe. Los chicos cuentan más de sí para ser más populares y no creen que subir esa información personal conlleve riesgos para su seguridad. En definitiva, la intimidad cede ante el deseo de ser popular.

8 de cada 10 chicos argentinos tienen un perfil público en las redes; 7 de cada 10 dan su nombre y apellido reales; 6 de cada 10 suben fotos y videos personales; 5 de cada 10 incluyen su escuela y domicilio, y 4 de cada 10 se encuentran personalmente con gente que conocieron en Internet.

Según la encuesta, en Internet los chicos suelen navegar solos desde que son muy pequeños. El informe de Microsoft habla de que un 80% de los chicos transitan la Web solos y únicamente un 20% lo hacen acompañados. No es cuestión de saber todo lo que hacen o dicen, pero sí por dónde andan y, sobre todo, con quiénes se contactan.

El 80% de los jóvenes respondió que navega solo en Internet o sin la compañía de los padres y sólo un 20% reconoció hacerlo con alguien a su lado. La recomendación es que los padres estén al tanto de con quién se contactan y con quién hablan, pero no necesariamente conocer los diálogos.

Para navegar seguros es importante que los chicos no suban a las redes sociales informaciones tales como nombre y apellido, la edad y fecha de nacimiento, fotos y videos personales, a qué escuela asisten, el domicilio, fotos de la casa, información sobre las vacaciones y horarios de actividades.

Fuente: La Nación

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

¡Empiezan las clases!

Deja un comentario

Empiezan las clases y en la etapa de la planificación, ¡¡no olvidar incluir las TIC!!

El docente selecciona la estrategia metodológica que considera más apropiada para el logro de los aprendizajes. Al incluir las TIC en este proceso, estas se posicionan y actúan como mediadoras entre el docente, los alumnos y los contenidos. Y, precisamente, la selección de esas herramientas tecnológicas estará en función de las metas educativas.

Abrir la planificación de la tarea educativa a la inclusión de TIC en diversas propuestas implica también reconocer otros ámbitos de aprendizaje que forman parte de la vida de los estudiantes, y ampliar las fronteras del aula.

Uno de los principales desafíos es que no se trata de replicar con TIC antiguos planes educativos, sino de diseñar y aplicar modelos pedagógicos de innovación que preparen a los alumnos para transitar el siglo XXI con las competencias que necesitarán para insertarse en un mundo que ya es digital.

Planificando

Hace tiempo que la innovación tecnológica se puso al servicio del complejo ecosistema de la educación formal y no formal en el que alumnos, docentes, familias, Estado, recursos y empresas son atravesados por un nuevo paradigma.

“Hoy los chicos aprenden mucho en la escuela, pero también fuera de ella, con sus compañeros, en el ciberespacio y con otros cibernavegantes. No se trata de incluir tecnologías en las aulas, sino de incluir a la escuela en la cultura digital“, Mara Villanueva (investigadora de la Escuela de Educación de la Universidad Austral).

“Las TIC son sólo la parte visible de un iceberg de conocimiento. Debemos incorporar el paradigma bio-nano-cogno-tic (biotecnología, nanotecnología, neurociencias, ciencias informáticas). Las computadoras en el aula sin acceso al conocimiento informacional sólo permiten ser aprovechadas en un 20%”, opina. La neurociencia cognitiva está mostrando claras señales de que las TIC modifican el cerebro y, por ende, nuestra forma de comprender y actuar. Al mismo tiempo, los niveles atencionales y la pregnancia de los aprendizajes también se modifican y aumentan al trabajar con TIC. Basta ver la concentración de un niño cuando se encuentra frente a una pantalla.”

“Que sea natural para docentes y alumnos, que la relación se sostenga más allá del cara-a-cara y se traslade a Internet de alta velocidad. El aula como una sala de encuentro y de consulta, un nodo de contacto con pizarras con tecnología touch en las que podamos navegar contenidos de alta calidad de la forma más intuitiva posible”, describe Artopoulos, de la Universidad de San Andrés.

El docente del futuro será un gran articulador, un acompañante y un motivador para que cada chico pueda desplegar sus verdaderos intereses. Deberá, tener muchos de los rasgos del buen docente de cualquier tiempo: dominar y disfrutar el conocimiento. Pero también adquirir competencias ahora más importantes, como el saber desarrollar en cada alumno la capacidad de aprender por sí mismo, dado que estarán a su alcance más medios de autoaprendizaje. Es fundamental la guía del docente junto con el alumno en estos trayectos de aprendizaje, para facilitarle la inmersión y el recorrido activo de ambientes virtuales que, a veces, pueden resultar algo caóticos.

Existen hoy recursos digitales al alcance de estudiantes y formadores.  Gratuitos, como los que ofrece Google Apps y las actividades propuestas por el portal educativo Educar. También hay compañías que trabajan concursos de innovación y capacitación en alianza con escuelas y universidades en todo el país.

Los invito a leer el interesante artículo El aula del futuro publicado en La Nación, vuelta al cole.

También, a ver el apartado Considerar las TIC de “La planificación, ¿sirve o la hacemos «para cumplir?” del Boletín Noticia Educativas de Edu.car

 
Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

Estudiar computación

Deja un comentario

A la hora de elegir una carrera relacionada con el mundo de la informática, los adolescentes se encuentran con un abanico amplio de posibilidades. ¿Licenciatura en Computación, Ingeniería Informática, Tecnicatura en Sistemas, Ingeniería en Sistemas de Información o en una Especialización en TIC?

¿Qué diferencia existe entre unas y otras? ¿Cuáles son cortas y cuáles carreras largas?

¿TECNICATURAS, TÍTULOS INTERMEDIOS, CARRERAS LARGAS O POSGRADOS?

Teniendo en cuenta la diversidad de estos estudios relacionados al mundo de la Computación, la confusión que generan algunos términos y ciertos preconceptos sobre los profesionales de la Informática, la Fundación Sadosky creó el sitio Estudiar Computación: www.estudiarcomputacion.gob.ar

Estudiar Computación está impulsado por la Fundación Dr. Manuel Sadosky y se encuentra enmarcado dentro del programa “Vocaciones en TIC”.

Este sitio web busca:
– Ayudar a que los jóvenes descubran las oportunidades y beneficios que implica estudiar una carrera relacionada con las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación), así como lo interesante y variadas que son estas disciplinas.
– Brindar información precisa y sencilla sobre las diferencias y similitudes existentes entre las distintas disciplinas que conforman el mundo de la Computación, así como entre los distintos tipos de estudios (terciario y universitario).
– Facilitar la búsqueda de las carreras así como de las casas de estudios en el país, a través de un mapa interactivo.
-Generar un espacio de consulta abierto y útil a la comunidad sobre las distintas alternativas de estudiar Computación en Argentina.

Para aclarar dudas a la hora de elegir la carrera relacionada con computación, es ideal visitar el sitio. Allí encontrarán la respuesta a muchas dudas y podrán ver videos de jóvenes que ya han elegido su futuro…

 

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

Guía para manejar sus contraseñas de Internet

1 comentario

Facebook, Gmail, Skype, Linkedin, Instagram, Amazon. Piense en cuántas cuentas activas tiene usted en internet. Y por ende cuántas claves debe recordar.

Mundo Internet

Un estudio de Microsoft estimó que el usuario promedio de internet tiene unas 6,5 claves en la web. Y todas son compartidas con al menos otras cuatro plataformas más. Eso son 10 cuentas.

Pero el estudio concluyó que el promedio de los internautas tiene unas 25 cuentas que requieren de claves.

Y que la media de los usuarios teclea unas 8 claves al día.

Por si fuera poco, cada vez son más los informes que recomiendan no escribir las claves, no tener la misma en varias cuentas, usar letras en minúsculas y mayúsculas, números y símbolos.

¿Cuál es la mejor forma de tener el control absoluto sobre sus cuentas sin sacrificar seguridad?

Según estudios, el usuario promedio de Internet tiene 6,5 claves en la web y 25 cuentas que requieren clave.

  • Vieja Escuela

La primera y más obvia forma de no olvidar las diferentes contraseñas es escribirlas, recomienda la experta en tecnología del diarioThe New York Times Riva Richmond.

Se suele pensar que esta es la estrategia más riesgosa, porque quien quiera que encuentre ese escrito tiene a un par de clicks de distancia el acceso a su cuenta bancaria, por ejemplo.

Sin embargo, el gurú de Internet y experto en criptología Bruce Schneier argumenta que la gente tiene la capacidad de guardar ese tipo de objetos esenciales en lugares seguros.

El número de personas que pierden su billetera, por ejemplo, un lugar donde podría guardar el mencionado papel, es estadísticamente muy bajo, analiza en su blog.

Otras opciones de guardar esa lista de claves es entregársela a una persona cercana o hacer un documento en el computador.

El profesor del London School of Economics Edgar Whitley, experto en seguridad de la información, le dice a BBC Mundo que usar lenguaje cifrado es una buena opción.

“Una forma es trasladar las letras una o dos posiciones en el alfabeto”, comenta. “Cuando la clave es ‘abc’, uno pone ‘bcd’, por ejemplo”.

  • Apoyo de las cuentas

Google, Facebook o Twitter tienen diferentes métodos para ayudarle al usuario a recordar su cuenta o resetearla con facilidad.

El método más usado entre los servicios para verificar cuentas de usuarios que olvidaron su contraseña son las preguntar: dónde nació, cuál es el segundo nombre de su mamá o cómo se llama su primer profesor en colegio.

Whitley dice, sin embargo, que ese sistema no es ideal: “Son datos fáciles de conseguir para un hacker y mi ciudad favorita no es hoy la misma que la que será en 10 años”.

Pero hay otros sistemas. La red social Facebook, por ejemplo, permite cambiar la contraseña sin tener que recordarla a través de un sistema de identificación de los amigos de uno que salen en determinadas fotos.

Google, por su parte, tiene un sistema de verificación por medio del teléfono móvil que, según Whitley, es muy confiable, porque implica el uso de una tecnología de comunicación diferente a internet.

Pero, si uno está en un país donde no entra el teléfono móvil, ese sistema no funciona. Y es frecuente que las páginas de los servicios requieran de verificación cuando uno entra en otro país.

  • Alta tecnología

La tercera y mejor forma de organizar las contraseñas es la más avanzada tecnológicamente.

“¡A la nube!”, solía decir una famosa publicidad de Microsoft que incitaba a los usuarios a realizar todas sus operaciones de internet en la misma plataforma donde todos los servicio están conectados.

En efecto, existen diferentes aplicaciones basadas en esa tecnología que ayudan a gerenciar las contraseñas y generar sistemas de seguridad.

“Un administrador de contraseñas protege los datos porque le permite utilizar contraseñas que son tan difíciles de descifrar como lo son de recordar”, explica el blog especializado The Verge. “En lugar de una contraseña como “lumia920fan”, el administrador sugiere algo en la línea de “50P3HofuvzDL””, asegura.

Y, a menos de que a uno le roben el computador y la tableta, lo más probable es que sea imposible entrar a su cuanta de Gmail, por ejemplo, desde otro dispositivo que no sea el suyo.

1Password, por ejemplo, crea contraseñas fuertes y únicas, las recuerda y las resetea sin que uno se dé por enterado.

Su gran competidor es OneSafe, una aplicación para diferentes dispositivos que guarda contraseñas, así como documentos, fotos y cuentas de Internet en el mismo dispositivo, sea este un iPad, Andriod o servidor de web.

Y aplicaciones como MSecure, Wolfram Password Generator y Memorable proveen servicios similares -usualmente por un costo- de depósito y protección de contraseñas que no implican recordar la contraseña.

La tarea de gerenciar las contraseñas, en cualquier caso, es ardua. Pero, para muchos, necesaria.

Fuente: BBC Mundo

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

La PC, nueva víctima del secuestro

Deja un comentario

Bloquean las máquinas y exigen pagos a usuarios.

Cientos de miles de personas en el mundo han encontrado al encender sus computadoras mensajes preocupantes que los alertan de que ya no tienen acceso a su PC o a sus archivos.
Los mensajes dicen provenir del FBI, de instituciones encargadas de aplicar la ley en todo el mundo. Dicen que la única manera de recuperar sus máquinas es pagar una multa muy elevada. Y lo curioso es que funciona. Así se obtienen más de US$ 5 millones al año, según los cálculos de expertos de seguridad informática que los rastrean.
Los expertos en seguridad dicen que ahora hay más de 16 bandas de criminales sofisticados extorsionando a millones de víctimas en toda Europa.

La amenaza, conocida como ransomware (programas de cobro de rescate), recientemente llegó a los Estados Unidos. Algunas bandas han abandonado esquemas lucrativos anteriores, como antivirus falsos y troyanos bancarios, para concentrarse full time en el ransomware .

Este modo de extorsión online se trata de infectar la computadora de un usuario con un virus que la traba. Los atacantes demandan dinero para destrabar la computadora, pero una vez que se paga, rara vez ocurre. En la mayoría de los casos, las víctimas no recuperan el acceso a su computadora a menos que contraten a un técnico de computación para remover el virus manualmente. E incluso entonces corren riesgo de perder todos sus archivos y datos porque la mejor manera de eliminar el virus es limpiar por completo la computadora.

Las víctimas en los Estados Unidos ven mensajes en inglés que se dicen del FBI o del Departamento de Justicia. En Holanda, reciben un mensaje similar en holandés de la policía local.

Si bien esto está ocurriendo en otros países…conocer de qué se trata “ransomware” es bueno para poder estar prevenidos y tomar los recaudos necesarios. Realicemos copias de seguridad de nuestros archivos!

Fuente: La Nación

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

Older Entries