Mobbyt, una herramienta para crear videojuegos educativos.

Deja un comentario

La Plataforma Mobbyt es un recurso web destinado a docentes y alumnos. La misma permite crear videojuegos educativos de manera muy sencilla para ser aprovechados en clase y disponer de todo el potencial formativo de estos recursos.

Es simple de utilizar. Sólo requiere que el usuario se registre para crear los contenidos, si bien esta acción no es necesaria para jugar a los juegos educativos que incluye el portal.

Con respecto a los tipos de juegos (mecánicas) disponibles en la plataforma Mobbyt, el usuario puede crear trivias, tarjetas de memoria, juego de coincidencias e historietas electrónicas, entre otros. Todos estos desafíos pueden ser agrupados secuencialmente para generar un juego multinivel.

Una vez elegido el tipo de videojuego que se desea crear, el proceso es muy sencillo. Sólo es necesario seguir el asistente que ofrece la herramienta y completar la información. En primer lugar, se elige la mecánica de juego. Luego, se cargan los textos e imágenes que utilizará. A continuación, se crea la portada con un título, descripción y otra información para los usuarios. Finalmente, se publica para compartirlo después en redes sociales, incluirlo en un blog o utilizarlo en el propio portal de la plataforma.

Características de la Plataforma Mobbyt

Entre las principales virtudes de esta herramienta, que se encuentra disponible en Internet, podemos destacar las siguientes:

  • Es simple de utilizar.
  • Su uso es gratuito.
  • Es segura para los menores: los contenidos son moderados por administradores.
  • No requiere instalación para ser utilizada.
  • Es multiplataforma: tanto la herramienta como los juegos creados pueden ser visualizados en cualquier dispositivo.
  • Cuenta con diferentes tipos de juegos para crear.
  • Permite crear juegos de varios niveles combinando las mecánicas disponibles.
  • Posee un portal que reúne los juegos creados para que puedan ser utilizados por toda la comunidad.
  • Organiza los juegos en categorías temáticas (Geografía, Historia, Matemáticas, Medioambiente, entre otros).
  • Permite crear aulas y espacios virtuales.
  • Posibilita crear concursos y rankings para gamificar actividades.

La plataforma web Mobbyt creó una serie de videojuegos educativos en el marco del VIII Congreso Internacional de la Lengua Española (CILE), que se desarrollará del 27 al 30 de marzo en la ciudad de Córdoba. Mobbyt busca aprovechar el potencial lúdico y didáctico de los videojuegos educativos. En Mobbyt conviven usuarios, creadores, desarrolladores y organizaciones.

 

 

¡Es muy sencillo! Yo ya me registré y jugué!

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

Anuncios

Pautas para “desintoxicarse” de las pantallas

Deja un comentario

Cada vez son más frecuentes los hogares en los que cada miembro dispone de su propia pantalla.
pantallas-kiKD--620x349@abc

Para cuatro de cada diez padres y madres, el uso de las pantallas supone una fuente habitual de conflicto con los hijos. Al menos así se desprende del estudio «El impacto de las pantallas en la vida familiar», realizado por EmpantalladosGAD3.

No cabe duda de que los hijos quieren acceder, cada vez a edades más tempranas, a las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías. Según el psiquiatra Fernando Sarráis, los padres tienen, en este sentido, un papel educador muy importante. “Es recomendable que establezcan un modelo de convivencia familiar que sea un buen entorno para que sus hijos sean maduros. El uso excesivo de pantallas en el hogar, como ocurría con el uso excesivo de la televisión, no es una conducta racional y libre, puesto que tiene como objetivo principal sentirse bien y evadirse de sentirse mal”.

Explica que los padres, por ser el modelo a imitar por los hijos, “han de ser los primeros en practicar el autocontrol de las pantallas en casa. También han de enseñar a dialogar, que es el modo de mostrar el funcionamiento de la propia razón y un buen método para estimular a los hijos a usar la razón”. Por ello, este experto aconseja prescindir de las pantallas en determinados momentos de la convivencia familiar.

“Hay que explicar a los niños que contar con 800 seguidores en redes sociales no es tener 800 amigos”.

En la misma línea se manifiesta Fernando Alberca, escritor, profesor y orientador educativo, al resaltar que “hemos de intentar que nuestro ejemplo y reacciones ante lo tecnológico sean educativas: no entrando en casa con el móvil pegado a la oreja sin saludar a quienes están alrededor, no dormirnos consultando la tablet, y aprendiendo algunos consejos que palien los posibles efectos negativos de la tecnología en nuestros hijos”.

Fórmulas «detox» para fomentar de nuevo el diálogo perdido en la familia
  • La mesa de las cenas y comidas

Las cenas entre semana o las comidas de los fines de semana suelen ser lugares de encuentro de la familia. Si cada uno está pendiente del móvil desaprovecha la oportunidad de conversar y no está atento a lo que come. Según los nutricionistas, una de las principales causas de obesidad es comer delante de una pantalla, ya que distrae nuestra atención y la sensación de saciedad llega más tarde.

  • La habitación

Dormir con el móvil al lado favorece que lo tomemos por la noche para entrar en Internet, o que estemos pendientes de los mensajes que llegan.

Si lo usas como alarma, puedes sustituirlo por el clásico despertador. También puede ser bueno que nuestros hijos dejen “estacionado” su móvil fuera de su habitación durante el tiempo de estudio para que nada les distraiga.

  • El coche

Aunque no se considere un espacio más del hogar, el coche es un medio de transporte familiar en el que a veces pasamos mucho tiempo. Dejar el celular en la guantera y conectarlo por bluetooth evita que lo mires en un semáforo o que contestes un WhatsApp. Es un buen momento para hablar con tus hijos y que te cuenten lo que han hecho en el colegio.

Fuente: ABC PADRES E HIJOS

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

 

 

¿Adicto al celular? Una estrategia que puede ayudar.

Deja un comentario

Cada vez son más las personas “adictas” al celular y la paleta de colores de las aplicaciones que usamos no es accidental. Las redes sociales usan colores brillantes para estimular nuestro cerebro y atraer nuestra mirada a ciertos estímulos.Pantalla del celular

Cambiar la pantalla para hacer que solo podamos ver grises puede reducir la adicción al teléfono móvil, debilitando el impacto visual del dispositivo.

El experto en ética de la tecnología Tristan Harris fue uno de los primeros en impulsar esta tendencia hacia mediados de 2017. La idea es hacer que el teléfono sea menos estimulante.

Las compañías tecnológicas usan estrategias para “controlar” nuestras mentes. Y la mejor manera de hacerlo es saber cómo funciona nuestra mente. Harris dice que existen varias técnicas de persuasión para lograr ese propósito, que se convierte en “una carrera” entre las empresas.

El Centre for Humane Technology, al que pertenece Harris y otros tecnológos de Silicon Valley, explica en su sitio web que los iconos de colores le dan a nuestro cerebro “brillantes recompensas cada vez que lo desbloqueamos”.

“Cuando comprendes la neurociencia y sabes cómo desarrollar aplicaciones, puedes, básicamente, programar el cerebro”.”Hay muchas personas del otro lado de la pantalla cuyo trabajo es mantenerte enganchado, y son muy buenos en ello”. Max Stossel

Poner la pantalla en blanco y negro es un truco sencillo de aplicar.Poner la pantalla en blanco y negro es un truco sencillo de aplicar

¿Cómo hacer que el color desaparezca de la pantalla?

En Android:

  • Entra en “Opciones del desarrollador”, dentro de “Configuración”/”Accesibilidad”.
  • Busca la opción “Simular espacio de color”, verás varias opciones, dependiendo de tu modelo de teléfono móvil.
  • Pulsa sobre “Monocromacia” o “Acromatopsia”.

En iPhone:

  • En el menú “Ajustes”, desplázate hacia abajo y pulsa sobre la opción “General”.
  • Pulsa sobre “Accesibilidad”.
  • Busca y activa la opción “Escala de grises”.

Configurar el teléfono en una escala de grises puede ayuda a muchas personas a revisar menos su celular.

“Si no quieres que el celular controle tu mente, busca la manera de controlarlo tú a él”

Fuente: Diario Nación

Leer la nota: Por qué una pantalla en blanco y negro puede ayudarte a depender menos del celular
Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

Aprendizaje basado en juegos

3 comentarios

A pocos días de comenzar las clases, los docentes comienzan a pensar y planificar sus clases. Por eso pueden ser útiles los consejos de aulaPlaneta para poder aplicar el aprendizaje basado en juegos.

El aprendizaje basado en juegos implica utilizar el funcionamiento y la mecánica del juego en un contexto educativo, aprovechando así sus ventajas como elemento motivador, social e interactivo. Para ello, se pueden poner en práctica diversas estrategias y utilizar los recursos que pone a nuestra disposición Internet.

Inf_Como_Aplicar_game-based-learning_Aula_2

aulaPlaneta nos brinda siete consejos sencillos para poder descubrir cómo aplicar el aprendizaje basado en juegos en el aula para quienes se animen a probar esta metodología en sus clases.

SIETE CONSEJOS PARA GAMIFICAR TU CLASE

1. Define un objetivo claro. Establece qué conocimientos o actitudes quieres que tus alumnos adquieran o practiquen mediante el juego. Puede ser una asignatura completa, los contenidos de un trimestre o un tema concreto que se les resiste. También puedes tener como fin potenciar ciertos comportamientos, desarrollar ciertas destrezas o competencias. En cualquier caso, es importante que definas el objetivo antes de comenzar a diseñar el juego.

2. Transforma el aprendizaje de capacidades y conocimientos en juego. Debes ser capaz de plasmar el proceso de aprendizaje tradicional en una propuesta lúdica y divertida. Puedes comenzar por una opción sencilla (en muchas ocasiones, las más eficaces y motivadoras) y, por ejemplo, inspirarte en algún juego tradicional que ya conozcas para que la primera prueba sea más fluida, tanto para ti como para los estudiantes. El trivial, la oca o cualquier juego de preguntas y respuestas o de emparejar conceptos puede ser una opción perfecta para empezar. También puedes dar los primeros pasos en la gamificación utilizando juegos educativos como los que se recopilan en Vedoque, Cyberkidz o JueduLand.

3. Propón un reto específico. Una de las preguntas esenciales cuando se encara por primera vez un juego es: “¿Qué tenemos que conseguir?”. Igual que tú, como docente, debes tener claro el objetivo didáctico del juego, tus alumnos deben estar al tanto de cuál es el objetivo lúdico del juego y qué tienen que hacer para lograrlo. A veces se tiende a complicar los juegos hasta tal punto que se diluye el destino final de los mismos. Céntrate en un reto concreto y motivador, explícaselo a tus alumnos y tenedlo siempre presente antes, durante y tras el desarrollo del juego, para analizar cómo ha sido la experiencia, detectar aciertos y errores y aprender para la próxima sesión.

4. Establece unas normas del juego. Las reglas sirven para reforzar el objetivo del juego, pero también evitan que el caos se apodere del desarrollo del mismo, delimitan comportamientos, promueven una competición limpia o facilitan ciertos acontecimientos o encrucijadas que puedan interesarte. Crea unas normas concisas, revísalas una a una con tus alumnos para que estén claras y observad siempre su cumplimiento por parte de todos los participantes en el juego.

5. Crea un sistema de recompensas (badges). La recompensa es parte fundamental del juego. De hecho, hay sistemas de gamificación que se basan únicamente en establecer puntuaciones o premios que se aplican en el desarrollo tradicional de la clase y que sirven para valorar la adquisición de contenidos pero también los comportamientos, la capacidad de trabajo en equipo, la participación en en aula, los trabajos extra… Hay sistemas online como ClassCraft u OpenBadges que permiten establecer puntuaciones y premios a ciertos logros obtenidos. Puedes optar por estos o por un sistema de puntuación tradicional que debe resultar claro y estar accesible o visible en el aula para mantener la motivación.

6. Propón una competición motivante. Una sana competencia es parte indispensable del juego. No es necesario el enfrentamiento directo e individual, puedes optar por juegos cooperativos en los que los participantes tendrán que colaborar y aportar de diversas maneras para lograr la recompensa final. Pero incluso en ese caso habrá cierta competencia por participar, ayudarse unos a otros, resolver el siguiente paso, alcanzar el logro antes que el resto de compañeros o mejorar las puntuaciones propias.

7. Establece niveles de dificultad creciente. El funcionamiento de un juego se basa en el equilibro entre la dificultad de un reto y la satisfacción que se obtiene al superarlo. Por eso, conforme el alumno avanza y practica, el nivel de dificultad debe ir en aumento para adaptarse al dominio que ha ido adquiriendo. De este modo se mantendrá la tensión reto-superación y, por lo tanto, la motivación del estudiante para seguir jugando y superándose. Como en los pasos anteriores, la experiencia que vayas adquiriendo te ayudará a delimitar mejor los niveles, atendiendo al uso que hagáis del juego y los resultados obtenidos.

Fuente: aulaPlaneta

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

Los chicos y el mundo de pantallas. Cómo protegerlos

Deja un comentario

Hace tiempo que se aconseja a los padres que le adviertan a sus hijos que no deben hablar en las redes sociales con personas que no conocen de la vida real porque es peligroso. Que los expertos sugieren tener la computadora en el living de la casa para que todos la utilicen desde un espacio compartido y así poder supervisar el uso que hace de la misma. Pero, es una realidad, que hoy hasta los más pequeños de la familia utilizan los smartphones para se actividad online.

A pesar de las advertencias que realizan los especialistas acerca de los peligros que corren los menores en Internet, la mitad de los adolescentes de entre 15 y 17 años se sintió incomodado o agredido por alguna foto, insulto o invitación grosera en Internet y, de este total, sólo el 30% pidió ayuda a los padres, lo compartió con amigos o se comunicó con el autor para que saque el contenido, según un informe sobre seguridad y confianza de los chicos en la Red realizado el año pasado en Argentina.

¿Qué hacer, entonces, si los chicos utilizan Internet en sus smartphones y es imposible seguir el hilo de cada conversación? ¿Hay que aprender a gestionar cada Red social que los chicos utilizan para seguir sus pasos? ¿Hay que instalar un software que envíe copia de las conversaciones y monitoree los sitios por donde navegan? Y si uno no tiene tiempo porque trabaja todo el día y tiene muchísimas obligaciones que atender, ¿qué hacer?

grupo-de-colegialas-que-invitan-los-telfonos-43951969

Roxana Morduchowicz, autora del libro Los chicos y las pantallas, aconseja: “Del mismo modo que uno les pregunta qué aprendieron en matemáticas o historia, ahora hay que agregar una pregunta más. ¿Qué hiciste hoy en Internet?

La tarea de los padres debería ser: “Estar, hablar y acompañar”

Los grupos de WhatsApp de madres del colegio también pueden ser una herramienta útil. “Si una mamá detecta que su hijo está viendo a un youtuber que habla con palabras subidas de tono, que los videojuegos son muy violentos, o cualquier otro indicio, avisa a través del mensajero instantáneo para que todas estemos atentas -ejemplifica Morel Quirno-. “Prohibir no es la solución, porque los chicos van a avanzar igual en el uso de Internet y los dispositivos tecnológicos”.

Lo fundamental es que los padres ayuden a sus hijos a que formen un criterio y utilicen el sentido común cuando usan Internet.

Fuente: Cómo proteger a los chicos en un mundo de pantallas móviles y ubicuas

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

Ciberbullying. Campaña de prevención

Deja un comentario

“Seis recomendaciones para la prevención del Ciberbullying”

Uno de cada seis niños (16,7%) sufre ciberbullying o acoso a través de Internet entre igualesSegún los expertos, falta prevención: concienciar a los más jóvenes de los problemas derivados de un uso irresponsable de la Red es la mejor manera de evitarlos.

Esta es la base de la campañaSeis recomendaciones para la prevención del Ciberbullying, realizada por Telefónica y PantallasAmigas con la colaboración del Cuerpo Nacional de Policía (CNP), la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) y Tuenti.

La iniciativa, incluye una serie de vídeos con consejos prácticos para evitar el ciberacoso. También distintos expertos aportarán su experiencia y su visión sobre ciberhostigamiento en una serie de entrevistas con las que se acompañarán los vídeos en las próximas semanas.

El primer vídeo sobre las fotos en la red:

 

Fuente: Blog RC y Sostenibilidad Aquí encontrará la opinión de un experto y docente.

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter