Internet-Riesgos para niños

Deja un comentario

El 17 de mayo se celebra el Día Mundial de Internet, una buena ocasión para pensar en los riesgos de Internet para niños, de forma que naveguen seguros.

Todos sabemos que Internet está llena de posibilidades de aprendizaje, ocio y cultura, donde los niños pueden encontrar información interesante, profundizar sobre cualquier tema o sencillamente pasar buenos ratos de entretenimiento jugando online o con las diferentes redes sociales.

Recordamos algunos de los riesgos de Internet para niños:

1. Excesiva información: muchas veces los niños cuentan más de lo que deben, porque desconocen los riesgos de la información que facilitan a través de la red. Por lo que, debemos explicarles que no deben compartir nada que no queremos que se sepa, como nombre completo, datos de contacto, fotos ni información sobre cuando estamos en casa o no.

2. Contacto con extraños: es importante que los niños sepan que las redes sociales y chats, deben ser para utilizar con personas que conocen, porque es difícil saber quién está realmente detrás de un perfil desconocido, independientemente de la foto que utilice.

3. Ciberacoso: el cyberbulling es cada vez más común, son muchos los que sufren vejaciones, insultos y menosprecios, a través de las TIC. Este tipo de acoso hace mucho daño a las personas que lo sufren e incluso existen casos con desenlaces muy tristes.

4. Grooming: este tipo de acoso consiste en el acecho de un adulto a uno o varios menores a través de Internet o teléfono con intención de conseguir un encuentro sexual.

5. Hacking: sustracción de contraseñas de acceso a email o redes sociales.

6. Sexting: envío de fotografías o vídeos de contenido sexual a través de Internet, especialmente telefonía móvil, sin pensar en las consecuencias posteriores.

Otros riesgos son los virus y tecnoadicción, pero no sólo afectan a los menores, también a los adultos.

Recomendaciones sobre el tiempo de pantalla en niños

 

Es fundamental que los padres eduquen a sus hijos en el uso de las nuevas tecnologías. Esta educación debe realizarse en una doble vía, conductual, cómo hay que comportarse al usar las tecnología, y tecnológica, sentarnos con ellos desde que son pequeños, enseñarles a encender la computadora, lo que es un navegador, dónde está la publicidad, a no descargar archivos sin consultarnos, a crear contraseñas seguras y a navegar por sitios seguros y adecuados para su edad, para no exponerlos a contenidos inapropiados.

Otra recomendación es hacer nosotros los registros de e-mail o cuentas de Internet con ellos y ayudarlos a usar una contraseña de alta seguridad y además conocida por nosotros, para poder monitorizar el uso correcto de Internet por parte de los hijos.

También se recomienda el uso de controles parentales, para aumentar la seguridad de los equipos y establecer horarios con los hijos.

Controles Parentales gratuitos:
1) EscudoWeb Family: diseñado para padres inexpertos y sin nociones informáticas. Es fácil y rápido de instalar.
2) K9 Web Protection: este control parental gratuito dispone de versiones para Windows, Mac, iPhone, iPad, iPod y Android.
3) Parental Control Bar: es una barra de control parental gratuito que se instala en tres simples pasos.

Otra recomendación para proteger a los niños sin controles parentales, aunque en menor medida a través de los filtros de los principales motores de búsqueda en Internet. Activar el filtro Safe Search de Google que permite cambiar la configuración del navegador para  evitar que aparezca contenido para adultos en los resultados de búsqueda. La opción filtro estricto excluye imágenes y vídeos sexualmente explícitos de las páginas de resultados de búsqueda de Google.

La clave para que los niños naveguen seguros está en la concientización, prevención y el diálogo con los hijos, para que sepan que navegan acompañados y pueden recurrir a los padres o adultos responsables en caso de duda o problema.

Fuente: papás e hijos

 

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

Anuncios

Motivación y Aprendizaje

Deja un comentario

Cómo motivar al alumno en el aprendizaje

¿Es posible que la escuela se haya convertido en un sitio dónde se evalúa en vez de ser un lugar para aprender? Esta pregunta resulta fundamental para valorar el sistema educativo actual. Pensemos que la esfera académica ocupa un tercio de la vida personal de los estudiantes. Entonces, ¿cómo no se van a tomar su vida académica como algo personal?. Es, en este punto, dónde el aspecto motivacional juega un papel esencial. Pero, ¿qué es la motivación? Básicamente significa tener motivos, tener ganas de hacer algo, de “pasar a la acción”. No debe confundirse con el deseo, que se refiere a la idea, a la meta hacia dónde dirigirse. Motivación implica cambio, implica hacer cosas, implica actuar.
Educar no sólo consiste en obtener buenos resultados académicos sino desarrollar el talento que todo individuo posee. Sin embargo, ¿qué talento debemos desarrollar en un mundo tan cambiante?. En esta línea, llama la atención un estudio internacional que analiza las competencias digitales de los alumnos de 13 años en 21 países, que afirma que los alumnos que empiezan la secundaria no distinguen qué informaciones son relevantes en Internet. Teniendo en cuenta que el futuro laboral lo marcará el uso de las nuevas tecnologías, un buen comienzo sería fomentar las competencias digitales de los estudiantes. Pero para fomentar estas compentencias hay que motivar al alumnado, no necesariamente a estudiar, sino a aprender.Motivar

La capacidad de aprender es innata en todo individuo, la cual viene marcada por dos características: creación de una necesidad y obtención de un refuerzo. ¿Qué pedagogías podrían funcionar para motivar?.

Tomando como referencia a Jose Antonio Marina y su iniciativa de UP (Universidad de Padres), existen dos tipos de pedagogías que pueden funcionar:

  • Pedagogía de la posibilidad: uno de los físicos más importantes del siglo XX, Heisenberg, dijo que “la realidad no nos enseña nada. Sólo se limita a responder a nuestras preguntas”. Sin embargo, una de las capacidades más sorprendentes de la inteligencia humana es descubrir posibilidades dentro de la realidad. El papel del docente consistirá en cómo enseñar a buscarlas.
  • Pedagogía del entusiasmo: para fomentar el aprendizaje hacen falta dos cosas: creación de una necesidad y obtención de un premio. El fomento del entusiasmo favorece la curiosidad del alumno a explorar nuevas cosas, al mismo tiempo que permite vencer sus resistencias a la pereza y desmotivación. La cuestión principal es que el alumno obtenga una experiencia agradable de aprendizaje ya que ello se traducirá en un reforzador para continuar.

Centrémonos más en el talento de las personas que en las herramientas, ya que ellos son los primeros que quieren avanzar en su aprendizaje. Como dijo un niño de 10 años, “a mí no me gusta estudiar, lo que me gusta es saber”.

Fuente: Blog de Juan Luis Llanes  

 

 

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter