Ciberbullying. Campaña de prevención

Deja un comentario

“Seis recomendaciones para la prevención del Ciberbullying”

Uno de cada seis niños (16,7%) sufre ciberbullying o acoso a través de Internet entre igualesSegún los expertos, falta prevención: concienciar a los más jóvenes de los problemas derivados de un uso irresponsable de la Red es la mejor manera de evitarlos.

Esta es la base de la campañaSeis recomendaciones para la prevención del Ciberbullying, realizada por Telefónica y PantallasAmigas con la colaboración del Cuerpo Nacional de Policía (CNP), la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) y Tuenti.

La iniciativa, incluye una serie de vídeos con consejos prácticos para evitar el ciberacoso. También distintos expertos aportarán su experiencia y su visión sobre ciberhostigamiento en una serie de entrevistas con las que se acompañarán los vídeos en las próximas semanas.

El primer vídeo sobre las fotos en la red:

 

Fuente: Blog RC y Sostenibilidad Aquí encontrará la opinión de un experto y docente.

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

Anuncios

Nuevas formas de robar …

Deja un comentario

Ahora los piratas informáticos no envían millones de correos sino que orientan sus ataques con técnicas dirigidas e integran tácticas de ingeniería social.
Los estafadores utilizan las redes sociales para investigar a sus víctimas y crearles un perfil. Utilizan esa información para construir cuidadosamente señuelos por email, dando el máximo resultado posible.

El phishing es un tipo de ataque que busca engañar al usuario para que ingrese datos personales en una página fraudulenta. Se propaga por correo electrónico y en muchos casos los cibercriminales logran crear un mail y una web con idéntica imagen a la de la empresa o institución que buscan suplantar.

Concepto de Phishing

Los investigadores de seguridad determinaron que las cinco principales líneas de asunto en los correos electrónicos de phishing son las siguientes:

1. Invitación a conectarse en LinkedIn
2. La entrega del mensaje ha fallado: devolver el mensaje al remitente
3. Querido cliente del banco (nombre de la entidad)
4. Comunicación importante
5. Mensaje no entregado devuelto al remitente
“La lista retrata cómo los delincuentes cibernéticos están tratando de engañar a los destinatarios para que hagan click en un enlace malicioso o descarguen un archivo infectado utilizando líneas de asunto enfocadas en el negocio que parecen legítimas. Los estafadores utilizan todos los medios necesarios para aumentar la probabilidad de que una campaña de phishing inspire confianza para que las personas hagan click”, según un estudio de la empresa de seguridad informática Websense.

El estudio muestra además cómo la ubicación geográfica también tiene un papel importante en el mundo del phishing.
Al ver la lista de países en donde más páginas de phishing hay alojadas, los usuarios de habla hispana corren con ventaja ya que son menos las chances de caer en la trampa.
China, los EEUU, Alemania, Reino Unido, Canadá, Rusia, Francia, Hong Kong, Holanda y Brasil son esos países y por ende los más propensos a sufrir ataques de phishing.

Fuente: infobae.com

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

Ansiedad instantánea

Deja un comentario

Chequeadores compulsivos generados por la mensajería online y la conexión permanente.

La velocidad que le imprimió la tecnología a nuestras comunicaciones genera expectativas de respuesta que muchas veces no se cumplen y que generan grandes niveles de angustia e incertidumbre.

Globos de mensajería

Hoy dos minutos pueden perecer demasiado tiempo de espera para recibir una respuesta. Para agregarle paranoia al asunto, muchos servicios digitales ofrecen la posibilidad de saber cuándo el destinatario abrió o vio el mensaje enviado. Y ahí el panorama se agrava, porque el emisor se siente defraudado: no le interesa lo que digo, no me quiere, algo anda mal.

13.01 Avisame cuándo te puedo llamar, hijo, beso, mamá
13.03 ¿Por qué me hacés esto? me da apagado
13.07 Tres SMS. Contestame, Mariano. ¿Qué pasó? Me va
a dar un infarto
13.08 Mariano, está yendo tu papá, no te importa nada
13.08 ¿Qué es esta locura? Me estaba bañando, mamá

Según Gabriela M. Castro, directora del Centro Especializado en Trastornos de la Ansiedad son cada vez más las personas que se acercan al centro para hablar de su conducta adictiva a la conexión a Internet y la ansiedad que las comunicaciones instantáneas generan.

En casos extremos, la ansiedad puede aumentar hasta el punto de llegar a crisis de pánico cuando el individuo no logra la conexión o respuesta deseada. Piensan que puede haberle ocurrido algo malo.

¿Cómo evitar vivir pendientes de la respuesta digital inmediata?

No anticiparse negativamente a los hechos ni naturalizar la distorsión del tiempo son, según Gabriela Castro, dos claves para cambiar nuestra relación con el uso de las tecnologías. “Que sea un mensaje de tipo instantáneo no implica una respuesta instantánea.” El receptor puede estar desconectado por motivos que no son negativos: puede no tener el celular cerca, haberlo dejado en vibrador, olvidarse de encenderlo, estar ocupado con otra cosa como bañándose, ejercitando en el gimnasio, estar viendo una película …

Ana Prieto, periodista autora de Pánico, Diez minutos con la muerte recomienda no chequear los correos hasta después de una hora de haberse levantado, dar un espacio mínimo de tolerancia (30´) para que contesten un SMS y tener horarios de NO USO de la tecnología, como método preventivo de la ansiedad. Esos momentos pueden coincidir con los horarios de comida, ocio, salidas sociales, tareas laborales… algo que ayuda a ganar paciencia es hacer pequeñas tareas mientras se aguardan respuestas tecnológicas, como leer una revista, ordenar algo en la casa o lugar de trabajo, …

¿Es usted un  chequeador compulsivo? Si usted ya es un adicto a la mensajería online puede intentar practicar estos tips para no correr peligro de padeceransiedad instantánea”. Si aún no lo es, es bueno conocer los peligros a los cuales estamos expuestos si vivimos pendientes de la respuesta de los mensajes.

Fuente: “Ansiedad instantánea” artículo publicado en La Nación Revista el 12 de enero de 2014. Por Martina Rua

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter