Adicción a la tecnología

Deja un comentario

Expuestos a múltiples pantallas, las personas pueden estar afectadas por la fatiga y con dificultades para dormir; aconsejan no utilizar el teléfono como despertador y evitar el uso de los dispositivos electrónicos al atardecer o antes de dormir.

¿Cómo funciona esta adicción? ¿Hay gente más proclive a ella?

En el perfil del paciente adicto se ven características básicas que se repiten: perfeccionistas, que quieren controlarlo todo y a menudo duermen apretando los dientes.
Investigadores advierten que se percibe una disminución de la memoria en ciertos pacientes, dado que por ser multitasking pierden capacidad de hacer foco en un tema específico.

Para la doctora Nerina Ramlakhan, experta en manejo de energía y técnicas para dormir del hospital de Nightingale en Londres, en estos casos las personas adquieren el patrón clásico de quien sufre de un ciclo de fatiga.
La adicción a la tecnología te convierte en un adicto a la dopamina. “Los pacientes van a la cama pero no pueden dormir, y cuando lo logran se despiertan cansados. La gente empieza a decirme que simplemente no pueden “apagar” el cerebro”, dice la doctora.

Para la doctora Ramlakhan hay que abordar la cura desde distintos ángulos, y para ello aconseja cuatro acciones básicas para combatir la adicción.

• Implementar “atardeceres electrónicos”: cuando sea hora de dormir, alejase de todos tus dispositivos tecnológicos, y por ejemplo, tomar un libro (pero no uno electrónico) para evitar la influencia de la luz azul.
• Mantener el reloj lejos durante la noche, de modo que no puedas saber la hora y el pasar del tiempo no provoque ansiedad. No utilizar el  teléfono inteligente como alarma despertadora.
• Recargase con energía sana: desayunar o al menos comer algo durante la primera media hora luego de despertarse y antes de tomar cualquier cosa con cafeína.
• Mantenese hidratado: tomar al menos dos litros de agua al día.

Como prevenir
Un estudio reciente de la London School of Economics sugiere que en las escuelas donde se les prohíbe a los niños tener celulares, los resultados académicos se han incrementado en más de 6%.
La filosofía de la escuela Steiner-Waldorf desestimula abiertamente el uso de dispositivos a los niños menores de 12 años.
La organización NICE dedicada a resguardar hábitos saludables de la población en Reino Unido, tiene unos lineamientos que limita a dos horas diarias el tiempo frente a dispositivos de adultos y niños, a fin de incrementar la actividad física.
Aunque, curiosamente, el principal problema es para la generación que recuerda cómo era la vida antes de Internet, porque se siente irresistiblemente atraída por la tecnología, señala Ramlakhan.
Ella comenta que su hija de 11 años se encuentra aburrida de Facebook, mientras que su hijo de 4 no titubea en lo más mínimo a la hora de apagar todos los dispositivos de la casa.
“Las nuevas generaciones serán más sagaces. Nosotros todavía estamos en fase de asombro con la tecnología, todavía estamos excitados”, concluye la doctora.
La batalla hay que darla un día a la vez, recuperando terreno para el sueño y actividades físicas

Fuente: Diario La Nación

Ir a la nota: Tecnología: cuándo mucho tiempo es demasiado tiempo

 

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

Anuncios

Acerca del Phubbing

Deja un comentario

Las palabras “phone” (teléfono) y “snubbing” (desairar) le dieron vida a un nuevo término: Phubbing

Phubbing es un término que apareció en el año 2007 junto a los teléfonos inteligentes que se refiere al uso del mismo en presencia de otras personas. No es una conducta exclusiva de los más jóvenes sino que compromete a todas las edades y géneros.

Cualquier excusa sirve para bajar la mirada y entrar en el universo de las redes. Desde una pequeña actualización del perfil, hacer clic en un “Me gusta”, publicar un comentario en Twitter, responder un mensaje por WhatsApp, pedir vidas en el Candy Crush, o sacar una foto de la comida y compartirla en Instagram.

¡Para ver la pantalla, algo se está descuidando!

Adolescentes graves en los smartphones Stock Image - Imagen: 26657551

La sensación es que el teléfono da todo, pero también reclama “subordinación absoluta”. Actualizar a cada rato el perfil, fijarse si alguien hizo un comentario, estar pendiente de lo que otros dicen o hacen. En definitiva, convertirse en su prisionero.

Tal es la preocupación a nivel mundial sobre este tema que ya existe un movimiento anti-phubbing , iniciado por Alex Haigh, un joven australiano de 23 años. Haigh creó Stopphubbing.com con la intención de reflexionar sobre el abuso del celular en entornos públicos.

¿Le ha pasado? ¿Lo hace usted o sus amigos? 

¿No podemos esperar terminar nuestra conversación para chequear nuestro celular? No será un problema de “falta de educación”. ¿Qué pasa con los buenos modales?…

Ingresar AQUÍ para leer un artículo publicado en Clarín acerca de esta manía llamada Phubbing

¿La culpa es de los dispositivos? Y AQUÍ para reflexionar  junto a Fabio Tarasow 

 

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

Mi hijo ¿adicto a las redes sociales?

1 comentario

Muchos padres están preocupados porque creen que sus hijos hacen un uso excesivo de las redes sociales.

Algunos de los síntomas de una posible adicción a las redes sociales

  1. ¿Está siempre pendiente de sus redes sociales?
  2. ¿Últimamente sus conversaciones giran en torno a todo lo que sucede en ellas?
  3. ¿Se pasa gran parte de su tiempo libre comentando cualquier cosa en sus perfiles?
  4. ¿Descarga aplicaciones y juegos disponibles en las redes sociales?
  5. ¿Se niega a agregarte a su lista de contactos?
  6. ¿Teme que le quites el teléfono o el acceso a Internet?

Algunas recomendaciones y pautas a seguir ante este tipo de situaciones.

Acordar normas de uso de la computadora y el celular:

  • Zonas de uso del celular: hay que promover el uso en zonas comunes frente a lugares más aislados, como dormitorios.
  • Delimitar los tiempos de uso.
  • Servicios y usos del dispositivo (cámara, acceso a Internet, aplicaciones de redes sociales, juegos, radio, música…)
  • Limitar el gasto para el uso del dispositivo analizando las posibilidades que ofrecen los diferentes operadores: tarifas de datos, créditos virtuales, restricción por volumen de datos, etc.

Utilizar herramienta de control parental que permita conocer el uso que el menor hace de Internet 

Explícale la importancia de preservar su privacidad en Internet, en especial, en las redes sociales.

Motivarlo a realizar otro tipo de actividades en su tiempo libre: deportes, lectura, cine, salir con los amigos, etc..

Si no se logra corregir su comportamiento tras poner en práctica las recomendaciones anteriormente, se recomienda consultar a algún especialista para que pueda brindar pautas a seguir más personalizadas.

hijo está enganchado a las redes sociales

Fuente: OSI Menores OSI

El uso de las nuevas tecnologías puede ser muy positivo para los jóvenes, ya que les abre un amplio abanico de experiencias y posibilidades. Pero si no se hace de forma razonada y responsable podría derivar en:

-Deseo de estar constantemente haciendo lo mismo.
-Necesidad de ir aumentando cada vez más el tiempo de dedicación a esa actividad: «necesidad de dosis cada vez mayores».
-Pérdida del sentido del tiempo.
-Satisfacción y euforia mientras se lleva a cabo la conducta.
-Deterioro de las relaciones sociales: con la familia y los amigos. Aislamiento.
-Deterioro del rendimiento escolar.
-Utilización de esa actividad como vía de escape de la realidad: niegan que tengan esa adicción y se empeñan en mantenerla.
-Agresividad si no puede satisfacer la necesidad producida por su adicción.

 

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

¿Qué es hoy un adolescente sin celular?

1 comentario

“Los héroes de hoy, como los antiguos, también van armados con una lanza para matar al dragón que tiene cautiva a una bella princesa.”

 

Si pensamos en los adolescentes camino a la discoteca, la lanza es el teléfono móvil, que le concede un gran poder.

¿Qué es hoy un adolescente sin celular Nadie!.

El whatsapp transforma al cobarde en valiente, al tímido en audaz, al tonto en listo, al tipo duro en un castigador ilimitado, solo que en estos ritos de iniciación también las princesas cautivas usan la misma arma y ya no necesitan ayuda de ningún héroe para escapar del dragón. Tanto ellos como ellas saben que sin el celular no son nada. No creo que exista ningún adolescente que al darse cuenta en medio de la noche que ha olvidado el móvil no se sienta un guerrero desnudo, desarmado y trate de recuperar a toda costa su lanza. La esencia de esta nueva arma es la inmediatez. En los whatsapps la rapidez en responder a las llamadas es más determinante que el contenido de los propios mensajes. Si no contestas de forma instantánea puedes quedar fuera de combate, puesto que los mensajes de la amiga, del novio, del descocido se acumulan, se superponen y serás inmediatamente suplantado.

Antes los enamorados se eternizaban en la despedida por el viejo teléfono. Colgá vos, no, colgá vos; dale, colgá vos. En cambio, hoy los celulares se diseñan para poder expresar una idiotez cada día un segundo más rápido. La neurosis de los mensajes superpuestos, inmediatos ha llegado al extremo que muchos adolescentes y también adultos perciben que les vibra el celular en el cuerpo aunque lo hayan dejado en casa.Esta falsa vibración es un síndrome de la necesidad de esa llamada, de esa respuesta, real o imaginaria, que se espera con angustia, sin la cual uno se siente solo en el mundo.

El país: La lanza

Compartiendo esta interesante reflexión de Manuel Vicent

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

Uso prolongado de las Redes Sociales

Deja un comentario

Especialista peruana explica que los niños tímidos encuentran en las plataformas digitales un espacio ideal para esconder sus depresiones e inseguridades. Que el empleo de redes sociales por más de tres horas al día acentúa la timidez y los trastornos de personalidad, sobre todo, en niños y adolescentes, advierte la psicóloga Patricia Quispe.

Imagen relacionada“Expresan lo que sienten en las redes sociales y el Internet, pero progresivamente se acentúa un alejamiento de la realidad”,

“En los niños y adolescentes puede generar un abandono de las tareas escolares y, los jóvenes, pueden tener problemas personales y laborales”

Muchos adolescentes, e incluso jóvenes, se conectan a Facebook y Twitter mediante los teléfonos inteligentes en la escuela, el trabajo o durante el almuerzo en familia, perjudicando su “sistema social”.

Recomienda a los padres que estén atentos a la permanencia de sus hijos en Internet.

Fuente: Universia.edu.pe

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

Imposible desconectarse!

Deja un comentario

Un estudio internacional propuso a los estudiantes pasar 24 horas “desconectados”.

Muchos de los estudiantes reconocieron que les fue imposible!

Los que lograron el reto, reconocieron haber sentido ansiedad, depresión e inseguridad.

Un estudio del International Center for Media & the Public Affairs (ICMPA) junto a la ‘Salzburg Academy on Media & Global Change’ ha constatado lo que muchos padres y maestros ya sospechaban; los niños y adolescentes están enganchados a las computadoras, pero no por la necesidad de tecnología, si no por la necesidad de tener acceso a la información en todo momento y a todas horas.

El estudio ‘The World Unplugged’ (El mundo desconectado) se ha realizado en los cinco continentes entre 1.000 estudiantes. Arroja datos muy reveladores sobre cómo los medios de comunicación en general, pero especialmente las Redes Sociales, han llegado a determinar la vida de los adolescentes por completo.

Además, se dieron cuenta de la omnipresencia de los medios de comunicación: en el metro, en los centros comerciales, en las pantallas de la calle… Algunos consideraron que pasar 24 horas desconectado era imposible para estar ‘integrado’ en la sociedad del siglo XXI.

Ideas para ayudar desde la casa…

Seguramente para muchos niños será muy difícil comprender cómo era el mundo sin Internet. Por eso, es muy importante el ejemplo que puedan recibir en casa. Sólo el hecho de desconectar el celular o dejarlo en casa cuando no se espera ninguna llamada importante, es una forma de enseñarles que hemos de dominar nosotros la tecnología, y no al revés.

El reto educativo consiste en enseñar a los niños y trabajar con los adolescentes para aprender a utilizar las Redes Sociales de una forma moderada. Muchos de ellos se sienten obligados a responder al momento de recibir un mensaje y por ello, se sienten mal si no están continuamente consultando su Red Social. Es importante hacerles comprender que la mayoría de cosas pueden esperar.

Leer en padresonones.es
Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

La obesidad digital

2 comentarios

No se trata de la obesidad que se produce por el sedentarismo que genera estar muchas horas frente a la computadora, sino que es la obesidad nacida de consumir de más todo aquello que tenga que ver con la tecnología: Chequear minuto a minuto los correos electrónicos, ver nuestro perfil en las Redes Sociales o si tenemos respuestas en Twitter.

Mano y Blackberry

Según el Interactive Advertising Bureau de Argentina (IAB), entidad que agrupa a las principales empresas de Internet y de publicidad interactiva, los argentinos pasamos 27,4 horas mensuales conectados a Internet. El promedio de uso de Internet en nuestro país supera en 4 horas el promedio mundial (23,1) y es el más alto de la región.

El 30% del tiempo se consume en las Redes Sociales, mientras que un 18% corresponde a la mensajería instantánea y un 7% para chequear el correo electrónico. En Argentina hay además 13 millones de usuarios en Facebook y los twitteros crecen a ritmo intenso, ya por encima de los 600 mil.

Quienes hablan de“de-teching”, proponen desconectarse de los dispositivos tecnológicos para  retornar tiempo después, pero haciendo un uso más racional de estos los  elementos.

Fuente: Clarín.com

La dieta digital: El concepto aparece en el libro “La Dieta Digital”, que escribió el periodista estadounidense Daniel Sieberg, en el que se describen los pasos de una dieta contra la fatiga digital
 
Leer más en Clarín
 

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter