¿Qué información damos y cómo la protegemos de posibles ataques?

No estamos protegiendo a nuestros teléfonos móviles de los miles de ataques que los ciber delincuentes están pensando exclusivamente para ellos.

Los ataques digitales se están volviendo cada vez más localizados, apuntan a las redes sociales que más usamos y se aprovechan de nuestra curiosidad y ansiedad para robar o secuestrar nuestra información. Estas fueron algunas de las conclusiones del Foro ESET de Seguridad Informática 2015, celebrado entre el 2 y el 4 de noviembre donde se presentaron las tendencias en ciber delitos sobre las que tendremos que estar atentos el año que viene. Estas son algunas de las principales:

Secuestro de la información o Ramsonware. Un código malicioso que toma el control de tu información y pide rescate por ella. Los pagos se exigen en moneda virtual Bitcoins. Pueden bloquear máquinas, tomar capturas de pantalla o hasta encender la cámara para intimidar a la víctima para que pague.

Apps, apps y más apps. “No hay que bajar apps indiscriminadamente sin ver donde me estoy metiendo. Cada vez que decidimos dar nuestros datos para usar un servicio online, estamos decidiendo ceder algo de nuestra privacidad. Usar cuentas de correo marginales y sin datos personales verdaderos nos protege de posibles ataques”, recomienda Pablo Ramos, responsable del Laboratorio de Investigación ESET para América latina.

Facebook y WhatsApp, centro de ataques. Al ser las redes más populares del mundo, serán las protagonistas de los ataques. En Facebook la modalidad más difundida son los falsos sorteos y concursos y la de los videos con títulos gancheros que buscan el click del ansioso. Encima, algunas campañas maliciosas se disparan desde lo que parecen ser “nuestros contactos” y caemos sin dudar.

Otras tendencias que se observan es el crecimiento del target de los niños como un blanco seguro. Su ingreso temprano a las redes sociales y su inocencia son un cocktail irresistible para los delincuentes digitales que apuntan al pishing de cuentas bancarias de sus padres. Se pueden encontrar en la web decenas de soluciones gratuitas de protección y también las hay especializadas de acuerdo al tipo de ataque que uno busque evitar. En la Argentina se consiguen soluciones de seguridad de las firmas ESET, Symantec, Intel Security (McAfee), Kaspersky y Trend entre las principales.

Una más: el Router, ese aparatito al que casi no le prestamos atención y que es el que nos permite tener internet en casa también puede ser la puerta de entrada de ciber ataques. Es importante reconfigurar la clave que viene dada desde el proveedor y elegir una contraseña nueva y segura.

Para leer el artículo completo en la LA NACIÓN revista ingresar aquí

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter