Barrio Sésamo introduce un personaje autista para promover la diversidad

El mítico ‘Barrio Sésamo‘ cuenta a partir de ahora con un personaje muy especial. Se trata de Julia, una marioneta que -aunque sí en apariencia- no es exactamente igual que las demás. Julia tiene autismo. Por eso “se comporta de forma un poco diferente cuando juega con sus amigos Elmo, Abby, Cadabby y Grover”, según explica Sesame Workshop, la organización sin ánimo de lucro de la productora de Barrio Sésamo, responsable de la campaña.

Julia (en en centro), el nuevo personaje de 'Barrio Sésamo'; una...

Julia (en el centro), el nuevo personaje de ‘Barrio Sésamo’; una niña con autismo.

La iniciativa, que incluye una web(en inglés) con diferentes juegos y canciones para niños, y recursos para padres, y una aplicación para iPad, se titula ‘Barrio Sésamo y el autismo: contempla lo asombroso de cada niño’, y tiene por objetivo ayudar a “acabar con el estigma” de este trastorno.

Según explica la propia web, en EEUU uno de cada 68 niños es diagnosticado con un trastorno del espectro autista (TEA). Pero, pese a lo común del diagnóstico, sigue existiendo mucho desconocimiento en torno al autismo, algo, que “contribuye a la discriminación, el abuso verbal y a veces la violencia física”. De hecho, según los datos que recoge la iniciativa basándose en estudios recientes, los niños con autismo presentan cinco veces más probabilidades de ser víctimas de acoso escolar que sus compañeros.

El término Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) hace referencia a un amplio conjunto de condiciones que afectan al neurodesarrollo y al funcionamiento cerebral, dando lugar a dificultades en la comunicación e interacción social, así como en la flexibilidad del pensamiento y de la conducta.

La iniciativa, fruto de la colaboración con diversas asociaciones dedicadas al autismo, está destinada a niños de entre dos y cinco años, con actividades y juegos adaptados, y por el momento tendrá únicamente ‘versión web’, con su correspondiente réplica en redes sociales como Facebook.

Fuente: El Mundo http://www.elmundo.es/sociedad/2015/10/22/5628f633e2704e3d168b4634.html

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter