El auge de los dispositivos móviles han provocado que no podamos estar desconectados ni en vacaciones, lo que significa que tenemos que extremar también en este periodo las medidas de seguridad. De este modo, es importante que antes de viajar instalemos un antivirus en nuestro móvil para poder evitar la ciberestafas y asegurarse de que las apps instaladas no son ningún tipo de malware. Además, instalar un antivirus también permite localizar el terminal en caso de robo e incluso borrar los datos de forma remota.

Decálogo de seguridad para las vacaciones

Es importante también, no hacer uso de la banca online cuando la conexión sea a través de una red WiFi pública, ya que cualquier ciber estafador puede interceptar los datos que circulan en este tipo de redes en pocos minutos. Para evitar estos y otros sustos indeseados, la compañía G Data ha elaborado un decálogo para que mantengamos protegidos nuestros terminales. Estos son sus consejos:

  • Asegurarse de que los dispositivos están totalmente actualizados porque sólo con esto se cierran muchas de las brechas de seguridad más explotadas por los criminales.
  • Activar la protección anti-robo para que el terminal pueda ser localizado, bloqueado o, en caso necesario, borrado en un momento dado.
  • Activar una cuenta de correo electrónico exclusiva para las vacaciones, así, en caso de ataque, sólo se habrá comprometido esta cuenta con postales vacacionales y no toda la información de la cuenta habitual.
  • Hacer copias de seguridad de aquella información, personal o profesional, que el usuario se lleve de vacaciones.
  • Instalar un ‘software’ de seguridad en el ‘smartphone’ o ‘tablet’.

Después de seguir estos consejos, los usuarios ya están preparados para irse de vacaciones, pero teniendo en cuenta los siguientes puntos durante su estancia:

  • Evitar las redes inalámbricas públicas ya que son inseguras por defecto.
  • Habilitar las conexiones Bluetooth, WiFi o GPS sólo cuando sea necesario.
  • No ponérselo fácil a los carteristas, es decir, hay que evitar dejar los dispositivos electrónicos solos o descuidados.
  • Ni compras ni banca ‘online’ en cibercafés y ordenadores públicos porque son susceptibles de no estar adecuadamente protegidos.
  • Cerrar sesión de aquellos servicios a los que se haya accedido como usuario registrado.

Fuente: Arantxa Asián.  muyseguridad.net

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter