Las palabras “phone” (teléfono) y “snubbing” (desairar) le dieron vida a un nuevo término: Phubbing

Phubbing es un término que apareció en el año 2007 junto a los teléfonos inteligentes que se refiere al uso del mismo en presencia de otras personas. No es una conducta exclusiva de los más jóvenes sino que compromete a todas las edades y géneros.

Cualquier excusa sirve para bajar la mirada y entrar en el universo de las redes. Desde una pequeña actualización del perfil, hacer clic en un “Me gusta”, publicar un comentario en Twitter, responder un mensaje por WhatsApp, pedir vidas en el Candy Crush, o sacar una foto de la comida y compartirla en Instagram.

¡Para ver la pantalla, algo se está descuidando!

Adolescentes graves en los smartphones Stock Image - Imagen: 26657551

La sensación es que el teléfono da todo, pero también reclama “subordinación absoluta”. Actualizar a cada rato el perfil, fijarse si alguien hizo un comentario, estar pendiente de lo que otros dicen o hacen. En definitiva, convertirse en su prisionero.

Tal es la preocupación a nivel mundial sobre este tema que ya existe un movimiento anti-phubbing , iniciado por Alex Haigh, un joven australiano de 23 años. Haigh creó Stopphubbing.com con la intención de reflexionar sobre el abuso del celular en entornos públicos.

¿Le ha pasado? ¿Lo hace usted o sus amigos? 

¿No podemos esperar terminar nuestra conversación para chequear nuestro celular? No será un problema de “falta de educación”. ¿Qué pasa con los buenos modales?…

Ingresar AQUÍ para leer un artículo publicado en Clarín acerca de esta manía llamada Phubbing

¿La culpa es de los dispositivos? Y AQUÍ para reflexionar  junto a Fabio Tarasow 

 

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter