Una persona puede tomar la decisión de cerrar una cuenta de Facebook u otra red social pero … no basta con borrar para siempre la cuenta de Facebook, el correo de Yahoo! o intentar salirse de Skype, pues debido a sus políticas de privacidad y eliminación, algunas de estas firmas retienen algún grado de información personal de sus usuarios cuando éstos se van. Lo malo es que casi nadie lee las políticas de eliminación y cancelación de cuentas.

Inbox permanente: Cuando Facebook elimina una cuenta borra cierta información de forma permanente; pero los mensajes o inbox, y las publicaciones en grupos permanecen incluso después de eliminarla. “Un amigo tuyo puede conservar mensajes que le hayas enviado”, establece la firma de Mark Zuckerberg en su política de privacidad.

Retienen datos en anonimato: Al solicitar a Yahoo! que se elimine una cuenta, se desactiva y luego se elimina de la base de datos de la firma en aproximadamente 90 días.

Yahoo! cuenta con una política de almacenaje y anonimato, en la que las búsquedas realizadas en su página son guardadas por un periodo de 18 meses, después entran a un proceso en el que el usuario deja de ser identificable a partir de ellas.

Sin rastro: Si bien España ha pedido a Google que borre información de algunos de sus ciudadanos de sitios indexados al buscador de Larry Page, la firma ha dicho, y un juez lo ha avalado, que no puede borrar contenido en la web encontrado por su buscador, pero brinda un formulario para incidencias relacionadas con la privacidad e invita a los usuarios con quejas a ponerse en contacto.

En el caso de gmail, las políticas dicen que cuando se borra una cuenta “los mensajes eliminados tardan un máximo de 60 días en eliminarse de los servidores activos y permanecen en los sistemas de copia de seguridad durante un período de tiempo adicional”.

Sin embargo, una vez eliminada la cuenta y pasado el periodo de los 120 días, Google sí se deshace de todos los mails enviados y recibidos por ese usuario.

Como internautas es importante conocer los términos de cancelación de los servicios que usamos, pues ahí está prácticamente toda nuestra información. 

Skype, el servicio de videollamadas en línea, de Microsoft, almacena el contenido de los mensajes instantáneos, de voz y de video luego de su transmisión durante un tiempo.

Según el tipo de mensaje, Skype generalmente los almacena durante un máximo de entre 30 y 90 días “a menos que la ley permita o exija lo contrario”, de acuerdo con Microsoft. El usuario también puede guardar los mensajes en su historial.

Twitter retiene los datos de los usuarios por 30 días y después se borran permanentemente. “No tenemos control sobre el contenido indexado por buscadores como Google”, dicen las políticas de término y cancelación del servicio.

Leer en www.zocalo.com.mx

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter