¿Cuáles son los riesgos de usar una red Wi-Fi? 

Probablemente ha leído al menos un aviso de los peligros inherentes al uso de un público Wi-Fi. Entonces, sabe que los criminales son capaces de interceptar la información que pasa a través de estas redes.

Cómo se puede utilizar un punto de acceso público con un cierto nivel de seguridad:

1) Cuando inicie sesión en un sitio web, asegúrese de que la conexión está encriptada. La URL de la página de inicio de sesión debe comenzar con HTTPS en lugar de HTTP.

2) Asegúrese de que la conexión permanece cifrada durante la sesión. Algunos sitios, como Facebook, cifran el inicio de sesión, pero luego se redirige a una sesión de inseguridad, dejándolo vulnerable.

3) Muchos sitios web dan la opción de encriptar la sesión completa. En Facebook se puede hacer esto al permitir que el elemento de seguridad Configuración de seguridad de navegación. Una buena manera de asegurar que estos tres primeros puntos es el uso de una extensión del navegador como HTTPS en todas partes de la Electronic Frontier Fundación, lo que obliga automáticamente el uso de HTTPS cuando sea posible.

4) Al revisar el correo electrónico, conectarse con el explorador y asegurarse de que la conexión está encriptada. Si utiliza un cliente de correo como Outlook, compruebe la configuración para ver si el cifrado está habilitado en su POP3, IMAP y SMTP.

5) Nunca utilice FTP, u otros servicios que usted sabe que no están cifrados

6) Para cifrar la navegación web y otras actividades en línea, el uso de una VPN (Virtual Private Network – Red Privada Virtual).

Tenga en cuenta que incluso las redes privadas tienen vulnerabilidades similares, y cualquier persona cercana podría espiar en red. Habilitar el cifrado WPA o WPA2 se protegen el tráfico de su red Wi-Fi, eclipsando la comunicación, pero cualquier persona que tenga la contraseña para la red todavía será capaz de espiar los paquetes de datos que viajan a través de.

Más recomendaciones:
• Utilizar la opción “Navegación privada” (en Firefox), “Incógnito” (en Chrome) o “InPrivate” en Internet Explorer para que elimine el rastro de las páginas que hemos visitado.
• Evitar, en la medida de lo posible, realizar transacciones económicas ni operaciones que requieran la introducción de credenciales, especialmente si se trata de servicios críticos: banca online, compras, acceso al correo de la empresa, etc.
• Activar la opción verificación en dos pasos, también conocida como doble verificación, que ofrecen muchos servicios como Facebook, Gmail, Hotmail, LinkedIn o Twitter.
• Cerrar las sesiones de todos los servicios a los que hayas accedido.

“Redes wifi públicas: conéctese con prudencia”

Aunque uno se quede en casa, no hay que descuidar la protección de la PC y de la información almacenada:

• Instalar y configurar adecuadamente el antivirus.
• Aplicar todas las actualizaciones de seguridad que estén disponibles para el sistema operativo, programas, aplicaciones instaladas, navegador, etc.
• Crear puntos de restauración de la computadora. Para evitar que si éste deja de funcionar correctamente, se pueda volver a un estado anterior en el que funcionaba correctamente.
• Realizar copias de seguridad de la información más valiosa. Replicar los datos en otro soporte (memoria USB, disco duro externo, DVD, etc.).
Otras recomendaciones que te pueden interesar:
• No dejes tus dispositivos solos o descuidados. Déjalos en tu alojamiento habitual, sobre todo si no los necesitas.
• Instala una herramienta antirrobo en tus dispositivos (Android, iOS). De esta forma, si lo pierdes o te lo roban, podrás localizarlo más fácilmente.
• Habilita las conexiones inalámbricas -bluetooth, wifi o GPS- solo cuando sea necesario.

 Fuente: www.pysnnoticias.com y www.osi.es

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter