Los consumos culturales y la relación con las nuevas tecnologías de los chicos de entre 11 y 17 años en la Argentina.

El relevamiento se hizo en el año 2011 y abarcó una muestra representativa de 1202 entrevistados (51 por ciento varones y 49 por ciento mujeres; 99 por ciento van a la escuela). El 20 por ciento vive en la ciudad de Buenos Aires, 21 en el Gran Buenos Aires y 58 por ciento en el resto del país.

Una encuesta realizada por la consultora Knack en las principales ciudades del país para el Ministerio de Educación de la Nación, con el apoyo de Telecom.

El estudio revela que uno de los equipamientos culturales que hoy sigue mostrando gran disparidad entre los sectores de mayores ingresos comparados con los de más bajos ingresos es la computadora. Si bien el 70 por ciento de los entrevistados dice tener al menos una computadora en su casa, cuando se mira esa cifra según el nivel socio-económico se puede ver que en los sectores altos llega al 96 por ciento de posesión, mientras que en los más bajos apenas un 25 por ciento tiene computadoras en el hogar.

Lo que más valoran de acceder a Internet es la posibilidad de comunicarse con sus amigos.

Casi siete de cada diez poseen celular y lo usan principalmente para enviar y recibir mensajes, en segundo lugar para escuchar música y, en tercer lugar, para comunicarse con sus padres

La encuesta revela que la mayoría de los jóvenes entrevistados dicen ver televisión con sus padres o con sus hermanos lo que revela varias cosas: por un lado, que en la población general el televisor sigue siendo un consumo que está anclado en la vida familiar; que los padres siguen teniendo un control relativamente importante sobre este consumo (mucho más que sobre Internet, por ejemplo) y que la posesión de un televisor para cada uno de los integrantes de la familia sigue siendo exclusiva de algunos sectores (ya sea por poder adquisitivo como por decisión de los padres).

Los consumos de las distintas pantallas se superponen. Los chicos ven hoy TV haciendo la tarea de la escuela, o bien usan el celular, la computadora o escuchan música y, en muchos casos, hacen todo esto a la vez.

Fuente: Página/12

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

About these ads