Los sticker de la familia colocados en los vehículos pueden llegar a informar muchos detalles valiosos para los delincuentes. Se logra saber con ellos, la cantidad de integrantes de la familia, si hay animales y hasta qué profesión ejercen los integrantes de la misma. La información brindada a través de estas calcomanías es una peligrosa exposición de datos para eventuales secuestradores.

Durante mis recientes vacaciones, en la ruta observaba las simpáticas calcomanías con las siluetas de la familia  pegadas en los autos en las que aparecen el padre, la madre, el o los hijos y la mascota. Las llevan autos viejos y autos ostentosos de alta gama, todos portan con orgullo las calcos con los detalles de las familias. Me resultó muy divertido durante el largo viaje en la ruta!!

Sin embargo, los “family stickers” no son simplemente adornos divertidos. Son peligrosos!… y el peligro radica en la cantidad de información que se le da a cualquiera que mire el auto sobre la composición familiar. Esta forma de brindar indirectamente información puede llegar a ser vital para los ladrones, que junto al número de patente, o con el auto estacionado frente a la casa, puede ser usada para armar secuestros virtuales y llevar a cabo otros delitos que sólo requieren del acceso a la información sobre la vida cotidiana de las personas.

“A todas aquellas personas que lo tengan en sus vehículos, o para aquellas que lo están por colocar, tienen que saber que es utilizado por motochorros para saber la composición de la familia y así elegir el modo a operar. En modelos de alta gama, al demostrar la familia, son factibles los secuestros. Esto no es aconsejable en los tiempos que vivimos. ¡Piénsenlo!”, aseguran usuarios en la Web.

Advierten que los usuarios sean más cuidadosos y elijan sin tantos detalles qué calcomanías quieren pegar en su auto.

Esta moda puede interpretarse desde un enfoque sociológico. Esto de llevar “pegada” a la familia a todos lados pareciera reflejar algunas representaciones valorativas que tienen los argentinos respecto de la figura de la familia. “Mostrar un ideal de familia”. Esto es, la representación de cómo se quiere mostrar al grupo familiar; la necesidad inconsciente de mostrar la familia “bien conformada”; una necesidad de exhibir cierta idealización de la “familia feliz”.

“Lo que se elige mostrar en esas caricaturas familiares expuestas en los vehículos de uso doméstico, es un cuadro compuesto por piezas móviles que se van agregando una tras otra, conforme al ciclo vital y al crecimiento del tamaño del hogar. Además de la imagen de construcción que emana del armado del rompecabezas de esas pegatinas, lo que llama la atención (y en lo que radica su atractivo comercial) es la simplificación casi naïf del cuadro familiar que compone -finalmente- un mundo privado feliz”. (Virginia Trevignani, Socióloga de la Facultad de Humanidades y Ciencias (Fhuc) / UNL). “¿Cómo retratar hoy las nuevas, múltiples y cambiantes configuraciones familiares?

Fuente: elonce.com y ellitoral.com

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter