Un código QR es un sistema abierto de almacenamiento de información en formato bidimensional, el que funciona tal como lo podría hacer un código de barras. Contiene información codificada que podemos leer por medio de un celular.

Con el código de barras sólo se pueden interpretar los datos a través de un lector especial mientras que con un código QR se pueden obtener con un teléfono que tenga cámara fotográfica y un software instalado en el equipo. Se ejecuta la aplicación y sólo con acercar de forma suficiente la cámara al código, lo reconoce y nos muestra la información que contiene y lo que podemos hacer con ella. 

Otra ventaja es la cantidad de información que pueden almacenar. En los códigos de barra sólo se pueden almacenar números, pero los QR admiten letras y símbolos de otros lenguajes, como el chino o el japonés. La información que puede almacenar es mucho mayor. 

Los códigos QR poco a poco van formando parte de nuestra vida cotidiana. El uso de estos códigos se ha ampliado de una forma considerable.

Más acerca de estos códigos . . .

Las letras QR significan “Quick Response” (Respuesta rápida), ya que el objetivo de su creador era que los datos se leyeran a una velocidad elevada. Fue utilizado por primera vez en 1994 por una empresa japonesa denominada Denso-Wave.

Los tres cuadrados que están en algunas de sus orillas permiten regular su posición y así permitirle al software que los interpreta encontrar la información a descodificar.

Los pixeles (gran cantidad de información transformada en puntos reconocibles por el equipo que usamos para chequearlos), son los que contienen los datos relevantes a comunicar por aquel que creó el código que revisamos.

Hoy los podemos ver en estaciones de subte, shoppings o refugios de colectivo. El comprador tiene que fotografiar los códigos de los productos que quiera y pulsar un par de teclas en su teléfono para concretar la compra y recibir su pedido en el lugar pactado.

Una curiosidad: hay lápidas con códigos que sirven para conseguir mayor información sobre un difunto en Japón.

Una de las utilidades más inmediatas de este sistema es el acceso a sitios Webs mediante la lectura de códigos. Este es el código del Blog: Padres, educación y tecnología

Código QR del Blog

Si les interesa pueden crear sus propios QR utilizando el sitio de Kaywa.

 Bit.ly ahora también hace códigos QR. Entrar AQUÍ

En Bs As, ya podemos ver estos cuadrados negros y blancos por todos lados. Ya hay varias empresas argentinas que han creado su propio código…

Será cuestión de usarlos y amigarnos con ellos!

 

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter