Pediatras estadounidenses desaconsejan que los menores de 2 años miren TV y videos mientras se realizan las tareas del hogar.
Según los resultados de una revisión de casi 50 estudios realizados en la última década la exposición tan temprana podría alterar el crecimiento infantil, mientras que los hábitos de los padres a la hora de mirar televisión o videos en cualquier tipo de pantalla, como una computadora o un teléfono inteligente, puede retrasar el desarrollo del lenguaje de sus hijos más pequeños al interferir en el diálogo en el hogar.

El grupo de la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP), también desaconseja que los adultos usen el sonido de la televisión como ruido de fondo cuando los niños están en la misma habitación. Ellos se concentran específicamente en los programas que los chicos miran pasivamente en cualquier tipo de pantalla.
En una encuesta de la AAP, el 90% de los padres estadounidenses admitió que sus hijos más pequeños utilizan algún tipo de medio electrónico como entretenimiento.

“Cuando la televisión está encendida, los padres hablan menos -dijo la doctora Ari Brown. Y cuanto menos tiempo de conversación tenga un chico, peor será el desarrollo del lenguaje.”

Según los pediatras, el juego natural es mejor que cualquier programa.

En Argentina, chicos y los adolescentes pasan 3 horas diarias frente a la TV, según la Sociedad Argentina de Pediatría

“No sólo importa a qué edad se miran, sino también qué calidad tienen los contenidos…Por eso recomendamos que los padres se sienten con los hijos a consumir y a mediar con la imagen, y hablen con ellos según la edad que tengan”, dijo el doctor Enrique Silinger, del Comité Nacional de Pediatría Ambulatoria de la SAP, Sociedad Argentina de Pediatría.

Fuente: diario La Nación

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter