Hace tiempo ya, que el celular está entre nosotros y es común entre los chicos. No podemos volver atrás…por eso, es preferible que tanto los padres como los docentes busquen la manera de aceptarlo e incorporarlo en lugar de resistirse a que los chicos lo utilicen.

Por un lado, los padres deben evaluar cuál es el momento ideal para comprarles el celular, acompañarlos en su uso, enseñarles a manejarse con prudencia. Y desde el colegio trabajar con los chicos para lograr un uso responsable del celular.

Es importante que los padres limiten el envío de mensajes de texto y llamadas haciendo hincapié en que esta práctica no reemplaza el encuentro cara a cara.  Tratar de no caer en una dependencia enfermiza.  Evitar la tecnolatría, en la que el celular es visto como un ídolo. Eso también se debe hacer con el ejemplo en casa. Saber que hay momentos en los que debemos apagar el celular (hora de la comida, charla en familia, tareas…etc). Es decir, brindarles recursos para su uso, sin pelear y explicándoles el porque de ciertas reglas para lograr una mejor convivencia en familia.

Chicos y celulares

¿A qué edad comprarles un celular a los niños? Los especialistas opinan que no antes de los 10 u 11 años

A la hora de regalarles el primer celular a los hijos, chequear esta Guía práctica publicada en La Nación, con detalles de modelos y planes más convenientes según la utilidad que se le va a dar.

 ¿Qué papel juega la telefonía móvil en la relación entre padres e hijos? Los jóvenes llaman principalmente a sus padres para pedir permiso o para avisar que llegan tarde. Los padres, por su parte, llaman para saber en dónde están sus hijos, chequear las tareas escolares o expresar su molestia por algo.

Aquí dos frases de Sergio Sinay para reflexionar junto a ustedes…”La comunicación no consiste en que un hijo mande un mensaje diciendo en qué boliche está. Requiere tiempo, presencia, exige resignar cosas prescindibles”

“Para que el uso de la tecnología contribuya a la comunicación requiere límites (de tiempo, de funciones y de lugar) y orientación, y los deben poner los padres”.

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

Anuncios