Según un estudio realizado por la red europea de investigación Kids On Line:  “A los adolescentes les resulta más fácil ser ellos mismos cuando se relacionan a través de la red que personalmente”. Se sienten más desinhibidos y seguros.

Para muchos adolescentes, Internet, y en especial las Redes Sociales, supone una oportunidad de expresarse y desarrollar amistades, según destaca la catedrática Sonia Livingstone, que ha dirigido el proyecto.  

 Control insuficiente de los padres: Los jóvenes reconocen que el control que ejercen sus padres sobre el uso de Internet no sólo es escaso, sino que se orienta más al tiempo que a los contenidos o a las relaciones que hacen sus hijos a través de la red.
Los expertos aconsejan a los padres que deben incidir especialmente en enseñar a los adolescentes a bloquear a aquellas personas que les envíen mensajes molestos.

Fuente: padresonones.es

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

Anuncios