No se trata de la obesidad que se produce por el sedentarismo que genera estar muchas horas frente a la computadora, sino que es la obesidad nacida de consumir de más todo aquello que tenga que ver con la tecnología: Chequear minuto a minuto los correos electrónicos, ver nuestro perfil en las Redes Sociales o si tenemos respuestas en Twitter.

Mano y Blackberry

Según el Interactive Advertising Bureau de Argentina (IAB), entidad que agrupa a las principales empresas de Internet y de publicidad interactiva, los argentinos pasamos 27,4 horas mensuales conectados a Internet. El promedio de uso de Internet en nuestro país supera en 4 horas el promedio mundial (23,1) y es el más alto de la región.

El 30% del tiempo se consume en las Redes Sociales, mientras que un 18% corresponde a la mensajería instantánea y un 7% para chequear el correo electrónico. En Argentina hay además 13 millones de usuarios en Facebook y los twitteros crecen a ritmo intenso, ya por encima de los 600 mil.

Quienes hablan de“de-teching”, proponen desconectarse de los dispositivos tecnológicos para  retornar tiempo después, pero haciendo un uso más racional de estos los  elementos.

Fuente: Clarín.com

La dieta digital: El concepto aparece en el libro “La Dieta Digital”, que escribió el periodista estadounidense Daniel Sieberg, en el que se describen los pasos de una dieta contra la fatiga digital
 
Leer más en Clarín
 

Seguir a Mabel Campanelli en Seguir a MabelCampanelli en Twitter

Anuncios