Sabemos que los celulares y los GPS son peligrosos a la hora de conducir un automóvil.

Hoy, las compañías automotrices advierten sobre los riesgos que generan las distracciones al volante.

Ante la aparición de dispositivos móviles más sofisticados y el uso extendido de pantallas de navegación asistida, los organismos de control vial buscan comunicar el uso correcto de los equipos para evitar accidentes

El 50 por ciento de las distracciones se producen al hablar con un teléfono celular. Incluso la utilización de un dispositivo “manos libres” para responder a una llamada implica el menos unos 8 segundos de distracción en el manejo”, según Felipe Rodríguez Laguens, director ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV).

El 20 por ciento de los accidentes de tránsito fueron causados por distracciones al volante. De todos estos casos fatales, el 18 por ciento fueron provocados por la desatención al volante que generó el uso de un celular .

Se distinguen tres tipos de distracciones al volante: la visual (cuando uno pierde de vista la ruta), la manual (cuando se abandona el mando del volante) y la cognitiva, relacionada con el olvido de una tarea ante diferentes actividades simultáneas.

Leer en La Nación

Seguir a Mabel en Seguir a MabelCampanelli en Twitter