Los alimentos que los chicos comen en la escuela, es un tema para preocuparse. A la hora de elegir algo para comer, prefieren papas fritas, panchos, hamburguesas, no importa el momento del día…y en muchos de los casos sin el necesario desayuno que deberían haber tomado en sus casas antes de salir para el colegio. Consumen exceso de grasas e hidratos de carbono. 

Son pocos los padres que les envían una vianda saludable y les enseñan a seleccionar el alimento apropiado según la hora del día.

El año pasado la Legislatura porteña aprobó una norma según la cual, dentro de los colegios de la ciudad, públicos o privados, los alimentos y bebidas que se expendan en sus respectivos quioscos deberán ser saludables. Esta norma se reglamentará en un plazo de 60 días, luego de lo cual comenzará a regir en las escuelas a partir de este año lectivo.

Claro que, esto funcionará si los padres y docentes colaboran.

Interesante medida para ayudar a fomentar buenos hábitos en la alimentación, niños más sanos y menos personas obesas, no?

Información acerca del rol de los padres y el de la escuela 

Anuncios